Deva Cassel es la viva imagen de sus padres

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Siendo hija de Monica Bellucci y Vincent Cassel y habiendo heredado la belleza explosiva de su madre y el innegable atractivo y magnetismo de su padre, era cuestión de tiempo que Deva Cassel se hiciese un nombre propio en el star system internacional. Ahora, con su primera portada en Harper’s Bazaar España, la joven posa para una cabecera española y demuestra lo generosa que puede ser la genética.

Deva se ha mantenido lejos del foco mediático gracias a la perseverancia de sus padres, pero ha iniciado su carrera como modelo de la mejor manera: protagonizando la portada del número de marzo de la prestigiosa revista de moda: «Recuerdo el momento en el que descubrí la portada en un quiosco con mis amigos. ¡Me sentí abrumada y feliz!», relató ilusionada.

La joven, de tan solo 16 años, acudió a la producción realizada en París acompañada por su padre y demostró que ser hija de sus mediáticos progenitores imprime carácter. Deva derrochó soltura y parece que ha nacido para estar delante de una cámara: «Voy al instituto, así que es difícil encontrar tiempo para trabajar en esta industria tanto como me gustaría», confesó.

Vincent y Monica, que formaban una de las parejas más deseadas de Hollywood, se separaron en 2013 tras 14 años juntos, aunque ambos están volcados en la educación de las dos hijas fruto de su matrimonio: Deva y Léonie, de diez años. «¿El mejor consejo que me han dado? Mantén la cabeza sobre los hombros».

vincent-cassel-monica-bellucci.jpg
El matrimonio, en Cannes 2006

Optimista y enérgica, Deva practica CrossFit y surf en sus ratos libres, y tiene pendiente un viaje a Japón. «Estoy deseando conocer Tokio y Kioto. La cultura nipona me fascina», asegura. La joven modelo, que guarda un espectacular parecido con su madre, tiene un gran futuro por delante. Imagen de Dolce & Gabbana Beauty, también protagonizó en dos ocasiones la portada de la edición francesa de Elle, que ya se refiera a ella como «la nueva musa de la moda italiana».