Bankinter compra la cartera logística de Montepino

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Bankinter, a través de su área de inversión, ha acordado comprar la cartera de activos logísticos de Montepino a CBRE Global Investors, que posee el 95% del capital social de Montepino, según ha informado la entidad.

La compra se llevará a cabo a través de un vehículo de inversión alternativa, en este caso una socimi, que creará Bankinter Investment de forma específica. Aportará 40 millones al capital de la nueva sociedad, que tendrá como accionistas exclusivamente a sus clientes de banca privada e institucionales.

En este sentido, Bankinter será el accionista principal, con una participación del 6,4%, mientras que Valfondo, actual gestor de la cartera y que permanecerá en esta función tras la operación, superará el 5,1%.

Además, entre los planes de Bankinter destaca la posibilidad de que la nueva socimi salga a bolsa en el BME Growth (antiguo MAB), en el que ya cotizan otras sociedades similares de la entidad.

La cartera de Montepino comprende 22 activos logísticos, con una superficie bruta de 865.000 m2 y 13 proyectos en desarrollo con los que está previsto superar los 1,2 millones de m2; es decir, 500.000 m2 nuevos para alquilar en los próximos años. Además, el valor bruto de los activos asciende a los 1.200 millones de euros y están situados, entre los que ya están operativos y los que hay en curso, en Toledo, Guadalajara, Madrid, Zaragoza, Barcelona y Málaga.

La firma del acuerdo, en la que han participado como asesores la propia CBRE y el banco de inversión Morgan Stanley, cierra un proceso competitivo abierto en el que han participado otras entidades internacionales y que finalmente ha conseguido Bankinter Investment tras varias semanas de negociaciones. De hecho, ya a finales de marzo la entidad quedó finalista en el proceso, junto con el fondo Brookfield.

El brazo inversor de la entidad cuenta, de esta forma, con un total de 15 vehículos de inversión, incluyendo fondos de capital riesgo que invierten en energías renovables (Helia Renovables I, II, III y IV), la socimi Ores, centrada en la adquisición de activos comerciales; Atom, para activos hoteleros; o el fondo Titán que invierte en infraestructuras europeas.