Barcelona invierte 20 millones en viviendas industrializadas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consistorio de la capital catalana suma vivienda a su parque bajo la fórmula de la industrialización. El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Institut Municipal de l’Habitatge i Rehabilitación (Imhab), ha adjudicado el proyecto de obra para levantar cuatro edificios residenciales públicos y de alquiler social en el distrito de Sant Martí.

En total, se construirán cuatro edificios, tres de ellos de madera y un cuarto de metal. Los inmuebles sumarán 151 viviendas, con capacidad para 350 personas. Para realizar la obra, que se prevé que se alargue unos dos años, se prevé una inversión municipal de 20 millones de euros.

Tres de las cuatro propuestas seleccionadas proponen el uso de madera CLT, es decir, madera contra laminada cruzada, mientras que la cuarta se hará con módulos metálicos. Todas ellas se realizarán a través de técnicas de construcción industrializada.

Tal y como se establecía en las bases de la licitación, todas las propuestas compartían en su proceso constructivo la reducción del impacto ambiental asociado a la fabricación de los materiales con que se construirán los futuros edificios.

Se construirán 42 viviendas en el número 477 de la calle Pallars, un inmueble de madera con la base de hormigón. El mismo sistema se usará en el Passatge d’Arrissena, donde se realizarán cuarenta viviendas. Con madera también se construirá el inmueble ubicado en el 180 de la calle Marroc, donde se levantarán 45 pisos a través de una estructura metálica.