Biblioteca con terraza para disfrutar del paisaje urbano de Nueva York

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Una corona escultórica de aluminio corona la biblioteca de la Fundación Stavros Niarchos de Nueva York, que ha sido renovada gracias a un proyecto de colaboración entre el estudio holandés Mecanoo y la firma estadounidense Beyer Blinder Belle. “Reimaginar el Campus Midtown de la Biblioteca Pública de Nueva York incluye la transformación de la sucursal circulante más grande del sistema en la Biblioteca de la Fundación Stavros Niarchos (SNFL), una instalación de vanguardia con servicios ampliados y espacios públicos espectaculares”, señalan los estadounidenses en su web.

Este proyecto se encuadra en un trabajo de mucho más alcance. La SNFL es la primera fase de la Renovación del Campus Midtown de la Biblioteca Pública de Nueva York. El proyecto también verá a las dos empresas renovar el edificio de Stephen A. Schwarzman (SASB) enfrente.

Cada uno de los estudios tuvo bajo su responsabilidad diferentes tareas.  Mecanoo lideró el diseño, mientras que Beyer Blinder Belle se encargó de las tareas de preservación histórica, además de actuar como el arquitecto del registro y diseñar los gráficos ambientales. El enfoque tenía como objetivo mejorar la conexión entre SNFL y SASB.

Anteriormente llamada Mid-Manhattan Library, el edificio que alberga la biblioteca  es de acero y granito y data de 1914. En el nuevo proyecto, se ha conservado su estructura original y la renovación introduce una «biblioteca vertical» de tres pisos, instalaciones comerciales y educativas y un jardín y una cafetería en la azotea de acceso público.

“SNFL tiene una circulación anual de dos millones de artículos y este volumen genera desafíos en el acceso, la organización y el almacenamiento. La solución de diseño ofrece más espacio, más libros, más asientos y estantes más bajos”, confirman desde Mecanoo, algo que hace de especial trascendencia los aspectos relativos a la logística y la organización del espacio.

El diseño ha tratado de dar respuesta a estos retos. Así, el corazón de la biblioteca es Long Room. Este espectacular atrio lineal separa tres pisos de áreas de lectura flexibles e iluminadas por el día en un lado y cinco niveles de estanterías de libros en el otro, una solución creativa y eficiente para equilibrar la necesidad de una colección navegable y el deseo de más espacio de sala de lectura pública. Sobre el Long Room, los pisos quinto y sexto albergan el Centro de Negocios y las instalaciones del Centro de Aprendizaje Pasculano.

La renovada biblioteca ofrece al paisaje urbano de Midtown una nueva y sensacional atracción de techo público y una sorprendente adición escultórica. Los ascensores y las escaleras continúan hasta el séptimo piso, que está construido al nivel del techo del edificio original. Este nuevo piso tiene techos de listones de madera inclinados y contiene un centro flexible de conferencias y eventos para 268 personas.

Una terraza en la azotea en forma de L se extiende sobre las fachadas de la calle 40 y la Quinta Avenida e incluye un jardín en la azotea y una cafetería interior adyacente. Es la única terraza en la azotea de acceso público y gratuita de Manhattan y ofrece asombrosas vistas de Midtown, incluso a través de la Quinta Avenida hasta el edificio Stephen A. Schwarzman y los rascacielos circundantes.

Sobre el séptimo piso, un nuevo y espectacular techo se inclina para cubrir el equipo mecánico, alcanzando 56 metros sobre el nivel de la calle. Sus inclinaciones en ángulo y una superficie de aluminio de color cobre patinado están inspirados en los techos abuhardillados revestidos de cobre Beaux Art de Manhattan. La forma también hace referencia a las agujas afiladas de los rascacielos art deco de Nueva York y las fachadas facetadas de sus torres más nuevas.