Cabañas prefabricadas para una fórmula diferente de turismo rural

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Que las pautas de los consumidores se están modificando en los últimos tiempos es una realidad evidente. Tanto que todos los sectores económicos están haciendo grandes esfuerzos por adaptarse a los nuevos hábitos. El sector turístico no es una excepción, el cual se encuentra en un proceso que se ha acelerado con la aparición de la pandemia sanitaria del coronavirus, que está obligando a realizar cambios a pasos agigantados.

Una de las grandes tendencias a las que apuntan los especialistas es que el turismo rural será una de las palancas claves sobre las que pivotará la recuperación postcovid del sector. “En este tipo de turismo, el turista viaja a pequeñas comunidades, por lo general rurales, con la finalidad de conocer su estilo de vida y cultura o, en algunos casos, desconectar de la ciudad. Durante la pandemia, la alternativa de turismo rural y de naturaleza se ha convertido en cada vez más popular”, señalan en Ostelea Tourism Business School.

Estas nuevas formas de entender el turismo y el descanso es lo que ha llevado a Koto Design, en colaboración con Aylott & Van Tromp, a desarrollar su último concepto de cabina llamado ‘hytte’ y que esta semana se convierte en el hotel con encanto. Desarrolladas como reacción a la incertidumbre actual de los viajes y la necesidad de modos de turismo más sostenibles, las cabañas escultóricas ofrecen el refugio perfecto para los viajeros que buscan escapar a la naturaleza.

“Este producto es una reacción directa al mercado hotelero actual. Por un lado, hay una reacción natural y personal a las vacaciones en el mercado masivo, el comercialismo dominante y un creciente sentido del ambientalismo. Luego agregamos la mezcla Covid-19 y tendrá la tormenta perfecta”, afirma Theo Dales, socio fundador de Koto.

Koto Design es una compañía especializada en casas modulares, cabañas y pequeños edificios escultóricos. Para este proyecto, proporcionó todo el diseño arquitectónico, mientras que Aylott & Van Tromp tuvieron la responsabilidad de curar la marca y los acogedores interiores.

El diseño limpio y simple de Koto mantiene una estética nórdica minimalista. De hecho, esto es algo que refleja el nombre de esta cabaña, ya que hytte, en realidad, significa “cabina” en noruego. “La cabina asume una forma escultórica elegante y funcional con un gran acristalamiento que enmarca las vistas de los bosques y prados salvajes”.

La madera ennegrecida en las elevaciones y los techos ayuda a mezclar las estructuras con el entorno y los interiores se caracterizan por tonos naturales y terrosos. Cada cabina cuenta con una amplia cocina, sala de estar y área de dormir con un cuarto de ducha escondido en la parte trasera.

La idea a partir de la que se ha concebido y desarrollado todo el proyecto es brindar flexibilidad a los clientes. Cada solución comienza con una unidad, luego los desarrolladores pueden decidir escalar para crear una pequeña comunidad similar a una aldea. De esta manera, hytte es una opción perfecta para empresas comerciales grandes o pequeñas. “Además, para hacer garantizar la adaptabilidad a las necesidades de los clientes que opten por esta cabina, el producto ofrece múltiples posibilidades. El ‘Hotel in a Box’ Hytte es un kit de piezas y servicios que incluye todas las herramientas necesarias para ponerlas en funcionamiento con rapidez”.

Las cabañas están dirigidas a consumidores con conciencia social y ambiental, que buscan alejarse más cerca de casa mientras disfrutan de una dosis de relajación y escapismo. “Cada unidad Hytte emplea un primer enfoque de tejido para la eficiencia energética: envuelto en aislamientos naturales y reciclados para reducir la demanda de energía antes de considerar el potencial de los costosos sistemas de energía renovable”.