Comprar casa en Reino Unido cuesta 40.000 euros más que hace un año

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El crecimiento de los precios de las viviendas en Reino Unido (14,3% interanual) ha tocado máximos de 2004 en marzo, según los datos de Nationwide. El precio medio de las casas alcanza un nuevo récord de 265.312 libras, poco más de 316.000 euros, lo que supone un aumento de 33.000 libras en el último año, casi 40.000 euros al cambio actual. Este coste es un 21% más alto que antes del estallido de la pandemia a principios de 2020.

El precio de la vivienda en el Reino Unido creció más de lo esperado en marzo, respaldado por un sólido mercado laboral y tipos hipotecarios bajos, pero los expertos avisan sobre una más que posible desaceleración en los próximos meses a medida que aumente la inflación.

El pasado mes de marzo ha cerrado con un importante aumento del 14,3% interanual, la mayor subida anual registrada en los últimos 18 años, y superando el 12,6% de febrero, según Nationwide.

De hecho, la tasa de crecimiento ha superado las previsiones del 13,5% de la última encuesta entre economistas de Reuters. “Esta aceleración en el precio de la vivienda se suma a las preocupaciones sobre el auge de un mercado inmobiliario pospandémico que parece que está perdiendo el control”, destaca Andrew Wishart, economista de Capital Economics.

“El mercado inmobiliario se ha beneficiado de los importantes ahorros acumulados de los hogares durante el confinamiento y los bajos tipos hipotecarios”, ha agregado Mark Harris, director ejecutivo del SPF Private Clients.

El precio medio de las casas alcanza una nueva cifra récord de 265.312 libras, poco más de 316.000 euros, lo que supone un aumento de 33.000 libras en el último año, casi 40.000 euros al cambio actual. Este coste es un 21% más alto que antes del estallido de la pandemia a principios de 2020, lo que está llevando a los índices de asequibilidad a niveles nunca antes vistos.

“La capacidad de acceso a la vivienda sigue siendo una gran inquietud para muchos, especialmente para los compradores de primera vivienda, preocupados por los precios fuera del mercado”, ha destacado Iain McKenzie, director ejecutivo de The Guild of Property Professionals.

Las propiedades unifamiliares son las que más se han beneficiado de esta fuerte demanda, en la que se busca más espacio para vivir y tras el aumento del teletrabajo. Los precios de este tipo de viviendas se han incrementado por encima de la media, casi un 22,6% desde el inicio de la pandemia, lo que se traduce en casi 68.000 libras, unos 81.000 al cambio actual. Durante el mismo período, el precio de los pisos ha subido un 14,1%, alrededor de 24.000 libras, unos 28.600 euros al cambio actual.

El mercado de la vivienda en Londres sigue en aumento, hasta un 7,4% en el primer trimestre, pero sigue por debajo de los incrementos de dos dígitos que se han vivido en Gales o el suroeste de Inglaterra, donde la mayor demanda de viviendas en lugares menos poblados sigue siendo una tendencia en Reino Unido, dos años después del estallido de la pandemia.

Este aumento de los precios de la vivienda podría enfriarse en los próximos meses a medida que la creciente inflación golpee los ingresos reales. “La reducción del coste de la vida y el aumento de los tipos de interés hipotecarios afectarán, sin duda a la demanda a finales de est año”, según Tom Bill, jefe de investigación residencial en Reino Unido de la consultora inmobiliaria Knight Frank.

«Si a todo esto se unen los actuales precios de la vivienda significa que muchos compradores que retrasaron la operación ahora pueden descubrir que es cada vez más difícil permitirse el lujo de mudarse a una nueva casa», concluye Lason Tebb, director ejecutivo del portal inmobiliario OnTheMarket.com.