Cristianos iluminan El Cairo con el farolillo de Ramadán más grande de Egipto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Cuenta la leyenda que cuando un califa Fatimí llegó a El Cairo en una oscura noche del mes sagrado musulmán del Ramadán, los cairotas le recibieron con unos farolillos para iluminar su camino. Más de mil años después, un enorme farolillo de 16 metros de altura sorprende a los vecinos de la capital.

No es sólo su tamaño, sino el hecho de que ha aparecido en el popular barrio de mayoría cristina de Shubra, en el norte de la capital, y su creador afirma que es el más grande de Egipto.