De cabinas acústicas a mobiliario de diseño: así será la oficina pospandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La pandemia ha sido un catalizador y un acelerador de la digitalización en el trabajo. La era digital permitió́ a las organizaciones trabajar de forma virtual, y la pandemia de coronavirus nos obligó a adoptarla. Durante meses, aproximadamente el 85% de los empleados de todo el mundo trabajaron desde casa. Los espacios diseñados antes de la pandemia pueden no ser los adecuados para el futuro. Empresas como Framery, Haworth o Gabriel, pioneras en soluciones y diseño de interiores para oficinas, apuestan por cabinas acústicas y mobiliario de diseño para la vuelta a la oficina tras la pandemia.

Según estas compañías, las organizaciones necesitan un cambio de paradigma. Ahora, organizaciones de todo el mundo están reactivando sus espacios de oficina mientras piensan en lo que sigue. El trabajo desde casa ha llegado para quedarse. La flexibilidad es la nueva prioridad. Podemos trabajar en cualquier lugar, pero diferentes espacios proporcionan un rendimiento óptimo para determinadas actividades laborales .

Framery ha presentado recientemente One, la primera cabina insonorizada conectada de la firma finlandesa. Estos espacios cuentan con la tecnología más reciente, altos niveles de insonorización y una acústica sin eco. En su interior, un espacio de trabajo de gran adaptabilidad ajeno a cualquier ruido exterior o distracción.

El reto para los profesionales del sector contract es diseñar espacios lo suficientemente atractivos e inspiradores que generen el deseo de querer trabajar desde la oficina. El trabajo individual realizado en casa hará que la oficina se enfoque hacia los espacios sociales y áreas de descanso. Surgen los ‘Terceros Espacios’ como nuevos modelos de negocio a explorar y mejorar la colaboración.

Los propietarios de inmuebles necesitan atraer y retener a los inquilinos. Muchos de ellos ya están desarrollando terceros espacios dentro de sus edificios, un lugar ampliado para reunirse, colaborar y socializar. Las empresas también están reevaluando los bienes inmuebles, limitando la exposición y mejorando la flexibilidad.

La selección de Haworth va mucho más allá de soluciones para sillería de trabajo. Su proceso de creación combina diseños de una alta calidad y ergonomía junto a un enfoque que pretende analizar cuáles son las necesidades que surgen en el espacio de trabajo. Ello les permite conocer en profundidad cómo trabajan las personas, sin dejar de investigar en todo momento las nuevas tendencias.

Con Active Seating, Haworth introduce una nueva categoría de sillas que permite a los empleados trabajar en cualquier lugar, siempre con apoyo, y disfrutar de un nivel máximo de confort mientras desempeñan su trabajo, Ya sea una reunión de tres horas, otras dos horas de trabajo de altas dosis de concentración o un encuentro rápido con compañeros para ponerse al día. Active Seating es capaz de trascender con facilidad todas estas aplicaciones y tiene en cuenta que el usuario puede cambiar a lo largo de la jornada. Con un uso estimado de entre 2 y 4 horas, el usuario no quiere invertir demasiado tiempo en ajustarse la silla y aun así se espera que esta ofrezca un soporte adecuado sin necesidad de apenas ajustes.

Por su parte, la empresa danesa Gabriel conocida por sus diseños acaba de cumplir su 170 aniversario. La compañía hace hincapié en los aspectos relacionados con la sostenibilidad de sus creaciones en la oficina pospandemia. Las nuevas colecciones Athlon y Cyber cuentan con procesos de producción optimizados que aseguran ventajas para el ecosistema.

Entre ellas están menor huella de carbono, un reducido impacto medioambiental que se logra a través de procesos de producción optimizados (método de tintura alternativo) y la reducción del uso de agua, consumo de energía y el uso de productos químicos.