Decorar una cocina funcional y sencilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

A la hora de diseñar un proyecto de cocina hay ciertas cualidades que deben tenerse en cuenta desde el principio para no cometer errores, por ejemplo con el mobiliario, un elemento fundamental en esta parte tan importante de la casa. La Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) ofrece algunos consejos sobre cómo decorar la cocina para conseguir un espacio cómodo, ergonómico, práctico y bonito.

Mesas de cocina, así se crea un espacio multifuncional

Las mesas son el elemento en torno al cual gira la vida en la cocina. Nos sentamos para disfrutar de nuestro tiempo libre, de un rato en familia o de una cena con amigos. Además, son superficies extra, no sólo para comer o cocinar, sino también para teletrabajar o estudiar. En definitiva, son las protagonistas de las cocinas y por eso es importante contar con la mesa que mejor se adapte al estilo y la distribución de la estancia.

Photo by NeONBRAND on Unsplash
Photo by NeONBRAND on Unsplash

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de instalar una mesa en la cocina es el espacio del que disponemos y la forma en que se distribuye la estancia, pensando también en la apertura de puertas de paso, el resto de muebles y electrodomésticos para que no supongan un problema, choquen con las sillas o la mesa, etc.

Si el espacio es limitado, siempre podemos optar por una mesa mural plegable. Estas mesas permiten que se abran cuando se utilizan y que permanezcan plegadas sin ocupar apenas espacio cuando no se necesitan. Otra opción perfecta para las cocinas pequeñas son las mesas plegables o desmontables, que permiten extenderlas y ganar espacio extra en momentos puntuales.

Photo by Jorge De Jorge on Unsplash
Photo by Jorge De Jorge on Unsplash

Aunque las mesas de cocina deben ser siempre firmes y resistentes, su material y altura dependerán del uso que les vayamos a dar. Existen innumerables posibilidades y combinaciones de materiales que se adaptan a las necesidades y al estilo de cada vivienda.

Una de las combinaciones de materiales más utilizadas es la de metal, madera y vidrio templado. La estructura metálica proporciona seguridad, mientras que la parte superior de madera aporta calidez. El cristal hace que la mesa sea higiénica y resistente a las manchas y arañazos. Las superficies de porcelana 100% natural destacan por su durabilidad y las de pizarra por su originalidad y por el toque divertido que aportan, incluso se puede escribir y dibujar en ellas.

La practicidad de las mesas va más allá de servir como superficies para cocinar, comer o para la oficina, ya que muchas tienen cajones para los cubiertos y accesorios, por lo que también son muebles de almacenamiento, ayudando a mantener el orden en la cocina.

La encimera de cocina, la mejor opción para los que no tienen suficiente espacio

Las encimeras de cocina son la mejor opción para quienes no tienen espacio suficiente para instalar una mesa o isla en la cocina y quieren ganar una superficie extra. Aportan un toque fresco y moderno a las cocinas por su estilo joven y desenfadado.

Photo by R ARCHITECTURE on Unsplash
Photo by R ARCHITECTURE on Unsplash

Las barras que se fijan a la pared, en continuidad con un mueble o a ras de la encimera, están disponibles en las más variadas opciones estéticas, materiales y tipos de pies. Añaden una sensación de amplitud, creando una continuidad con la encimera.

Confort ante todo: sillas, sillones y taburetes de cocina

Para disfrutar al máximo de la mesa o el mostrador, es necesario acompañarlos de sillas, sillones o taburetes. «Las sillas o taburetes no son complementos de las mesas y encimeras. Son piezas imprescindibles para comer o trabajar a gusto y disfrutar al 100% del tiempo de calidad que pasamos en la cocina. Además, cumplen una importante función decorativa», señalan desde la AMC.

Desde la asociación recomiendan:

  • Para que las sillas sean cómodas y ergonómicas y se adapten a la mesa, debemos tener en cuenta su altura: una silla o sillón debe tener una altura de entre 45 y 50 cm desde la superficie del asiento al suelo, así como una distancia de entre 25 y 30 cm entre el asiento y la mesa.
  • Para los taburetes, la altura adecuada es de 65 cm para los bancos situados a una altura de unos 90 cm. Para las barras de 105 cm de altura, existen bancos de 75 cm.
Photo by Roam In Color on Unsplash
Photo by Roam In Color on Unsplash

Hay una infinidad de diseños funcionales que combinan con diferentes estilos, desde los más clásicos hasta los más vanguardistas. Los sillones, las sillas y los taburetes están disponibles en todos los colores, materiales y diseños más originales, lo que los convierte en elementos distintivos que refuerzan la personalidad de la cocina.