Dinh Van, minimalismo en su máxima expresión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Corrían los 60 y el mundo estaba cambiando. La nueva corriente política y social contagiaba hasta impregnar, con nuevos aires, no sólo la cultura, el arte o la música, sino el día a día del todo París. Lo simple se imponía sobre lo rebuscado, la naturalidad sobre lo artificial y la funcional influencia Bauhaus adquiría gran relevancia. El glamour de la Avenue Montaigne, con sus principales referentes de la alta costura como Saint Laurent, Chanel o Cardin, se democratizaba.

En este contexto, tras pasar una década por los Talleres de Cartier, Jean Dinh Van creaba su propia firma y sus diseños eran comercializados directamente en la innovadora Pharmacie Publicis, en el corazón de la Ville Lumière. En plena efervescencia del movimiento feminista, los eclécticos diseños Dinh Van fueron acogidos con entusiasmo por las mujeres libres e independientes que encuentran en sus joyas un lujo discreto de homologada etiqueta prêt-à-porter.

Tal vez por su afinidad con el arquitecto Mies van der Rohe -autor de la célebre frase “menos es más”- fue que en la década de los 60, Dinh Van introdujo el minimalismo en el convencional y tradicionalista mundo de la joyería. El más claro ejemplo es su icónica y revolucionaria sortija “2 Perle”, creada en 1967 para Pierre Cardin, con la que obtuvo un gran éxito y que le supuso entrar en el Museo de las Artes Decorativas de París.

Hoy día Dinh Van mantiene intacto ese mismo espíritu independiente alejado de la dictadura de la moda, en línea con su deseo original de revolucionar los códigos propios de la joyería tradicional y siendo sus creaciones las que marcan tendencia. Así, sus colecciones continúan inspirándose en la vida cotidiana, basándose en la observación de los objetos y en sus formas para transmitir modernidad. Diseños con unas líneas definidas por la sencillez geométrica que, sin embargo, aportan ese punto de contemporánea sofisticación que la mujer actual necesita encontrar en una joya.

 

Cuchillas de afeitar, esposas, cubos, sistema de cierre -de bolso o cinturón-, son ordinarios objetos que los creativos y maestros joyeros de Dinh Van reinterpretan con metales y piedras preciosas para elevarlos a la categoría de extraordinarios.

Estos elementos cotidianos no son símbolos en sí mismos, aunque sin duda para muchas mujeres fieles a las joyas de la Maison que se identifican con su singular estilo, encuentran en ellas un auténtico significado y sentido simbólico.

Colección Menottes Dinh Van

Menottes de Dinh Van es un icono representado por unas esposas entrelazadas que representan el fuerte vínculo de unión entre dos personas.

Colección Maillon Dinh Van

Las cadenas tan significativas de la plaza de la Ópera de París y que todos los días veía de camino a su Taller, Jean Dinh Van las recreó para descubrir una nueva cadena exclusiva, original y única. Diseñó así un eslabón con una sección cuadrada, dando lugar a una forma nueva y singular.

Colección Le Cube Dinh Van

La firma Dinh Van está presente en las más prestigiosas joyerías y posee sus propias boutiques en las principales ciudades del mundo.

La boutique Dinh Van se encuentra en la milla de oro madrileña, ubicada en la calle Ortega y Gasset, 11.

https://www.dinhvan.com/es_es/