,

Domi Vélez, el panadero estudioso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuando Domi Vélez tenía 18 años y dejó los estudios en el desaparecido COU nunca pensó tiempo después sería campeón del mundo del sector panadero, y que lo haría sin moverse de su pueblo, en el sur de la provincia de Sevilla, donde cada noche abre su obrador para dar el mejor pan al amanecer.

Su historia es la de muchos jóvenes que, como él, tuvieron que acomodarse en el negocio familiar cuando los estudios se le comenzaron a atragantar, pero como no era un panadero más, pensó que lo que saliese de sus manos no podía ser cualquier cosa, de modo que se puso a investigar y estudiar cómo mejorar cada día, con la base de los productos que le dan los alrededores de su pueblo, donde crece el cereal casi pegado a las casas.