DS Automobiles y la alta relojería, universos paralelos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

DS Automobiles recoge la esencia del diseño de algunos de los principales creadores de relojes de lujo, como la tapicería de cuero Bracelet, que retoma el diseño de las pulseras de los relojes o el efecto guilloché, creado por el fundador de la marca Breguet, que está inspirado en la esfera de los relojes más elegantes. Además, la marca de automoción francesa se ha aliado con firmas punteras, como BRM, para directamente incluir relojes digitales y analógicos a bordo de sus vehículos.

La tapicería Bracelet se ha convertido en todo un símbolo de savoir-faire y calidad y en una seña de identidad de DS Automobiles. Su diseño se inspira en la pulsera metálica de los relojes de alta gama, también conocida como armis, y que está formada por múltiples elementos, de tamaño diverso, ensambladas entre sí. Los tapiceros de DS dan un giro a esta concepción utilizando una sola pieza de piel sin costuras en relieve en cada asiento, asegurando de este modo el máximo nivel de confort.

Además del trabajo del cuero, DS Automobiles también aplica técnicas de la relojería de alta gama en el tratamiento de los metales. El guillochage es una técnica de decoración de superficies creada por Abraham-Louis Breguet, fundador francés de la marca de relojes Breguet, que introdujo esta técnica en la alta relojería en 1786. Los Clous de Paris, que consisten en una sucesión de finísimas incisiones que crean elegantes formas geométricas puntiagudas, es el motivo más clásico que se usa en superficies metálicas por su belleza, refinamiento y equilibrio, que lo convierten en uno de los más apreciados en el mundo del lujo.

Imaginadas para ofrecer un estilo innovador, las esferas de los relojes realizadas con la técnica del guillochage reflejan la elegancia y el refinamiento de mecanismos y movimientos. Se crean líneas que, al entrecruzarse, diseñan una nueva superficie que guía a las manos, a través del tacto, hacia los mandos de la consola central. Presente en los DS 3 CROSSBACK y DS 7 CROSSBACK, firma la elegante nervadura del capó del DS 9, convirtiéndose en un elemento que distingue a esta berlina de alta gama.