,

Eduardo Mendoza:Los libros son «una plaza pública» que permite a la gente compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El escritor Eduardo Mendoza ha definido los libros como «un punto de encuentro estupendo, una plaza pública que permite a la gente compartir e intercambiar”, durante su participación en la tercera jornada de la XIII Feria del Libro de Tomares (Sevilla).

Según ha informado el Ayuntamiento de la localidad en una nota, el autor ha presentado en la feria su obra «Transbordo en Moscú», con la que cierra la trilogía novelística protagonizada por su ‘alter ego’ Rufo Batalla y conformada por los títulos «El rey Recibe» y «El negociado del yin y el yang».

El escritor barcelonés ha subrayado que “los libros son una compañía fluida que dura toda la vida. Lees libros clásicos, algunos contemporáneos, otros para pensar, otros tantos para emocionarse, y se convierten en una especie de acompañante del que no prescindes, lo que permite que escribamos, que se publique, que la gente pueda seguir comprando libros… Los libros son un punto de encuentro estupendo, una plaza pública que permite a la gente compartir e intercambiar”.

Sobre su última obra, ha mostrado su satisfacción porque “por fin, al final de mi carrera, he podido escribir una trilogía. Es algo que siempre quise hacer por dos cosas: Primero, porque te permite escribir un libro muy extenso sin que lo parezca. Y segundo, porque cuando uno termina un libro siente cierta tristeza al despedirse de la historia y de los personajes, y la trilogía es una manera muy agradable de reemprender esas historias y esos personajes”.

El escritor ha querido romper una lanza en favor de los lectores españoles, asegurando que “yo creo que en España hay muchos y muy buenos lectores pese a que el libro compite con entretenimientos como la televisión o el cine en casa».

«El libro funciona muy bien y la gente, no sé si poco o mucho, lee. Lo que sí pienso que habría que hacer es orientarles un poco, porque la enseñanza en España es deficitaria en el terreno literario. Hay que intentar que la gente lea bien”, ha manifestado Mendoza.