El avión privado más grande del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 747-8, uno de los modelos más exitosos del fabricante de aviones estadounidense Boeing, cuenta en su versión comercial con una inmensa cabina de tres niveles y 4.790 pies cuadrados (445 metros cuadrados), con capacidad para 450 pasajeros. Aprovechando sus enormes dimensiones ―20 pies (6,10 metros) de ancho por 200 pies (76,30 metros) de largo—, un cliente privado que ha preferido conservar su identidad reservada, encargó la personalización de su 747-8 a la empresa especializada Greenpoint Technologies. Después de tres años de arduo trabajo, la firma de Kirkland, en Washington, Estados Unidos, entregó recientemente uno de los jets privados VIP más grandes del mundo y, sin duda, el más lujoso.

Boeing 747 8 VIP

Boeing 747-8 VIP

Con un precio de base de 358 millones de dólares, el Boeing 747-8 VIP tuvo un coste adicional de 200 millones de dólares debido a la remodelación llevada a cabo por Greenpoint Technologies. Este sorprendente jet de lujo extremo puede volar a una velocidad de alrededor de 646 millas por hora (1.195 kilómetros por hora) y hacer un recorrido de 9.200 millas (17.020 kilómetros).

El Boeing 747-8 VIP es el primer jet de su clase en recibir este tipo de tratamiento de personalización. Cuenta con una amplia sala de reuniones, un comedor para 14 comensales y dos amplias áreas de estar con sillones, mesas bajas y televisores de enormes pantallas. Además, alberga una oficina privada, una suite para invitados con baño y una enorme suite principal con vistas panorámicas hacia ambos flancos, con sala de estar privada y baños totalmente equipados.

Boeing 747 8 VIP

Boeing 747-8 VIP

Greenpoint Technologies ha desarrollado novedosos diseños y tecnologías avanzadas para el modelo que, a pesar de que no han sido confirmadas en el jet recientemente personalizado, podrán estar disponibles en futuras unidades. Por ejemplo, ofrece un esquema de cabina de descanso, denominada Aeroloft, que consiste en un área situada sobre el nivel principal de la aeronave, en la parte posterior de la nave, en donde se ubican ocho camas individuales separadas, cada una en su propio cubículo, para que los invitados dispongan de un espacio de descanso independiente y apartado del movimiento del resto de los ambientes del avión. Asimismo, como parte del diseño personalizado, el modelo de Boeing cuenta con el sistema Aerolift, un elevador con capacidad para cuatro personas que comunica los dos niveles inferiores de la aeronave con la pista de aterrizaje.

Con una inversión final que supera los 500 millones, este Boeing 747-8 VIP personalizado por Greenpoint Technologies es una aeronave única e irrepetible, moldeada a partir de los deseos y las necesidades de su afortunado propietario. Se sabe que la Fuerza Aérea de Estados Unidos reemplazará la actual flota de dos aviones presidenciales Air Force One por dos Boeing 747-8. Lo que queda por ver es si la nave del Comandante en Jefe, uno de los más visibles símbolos de Estados Unidos, tendrá el lujo y la elegancia del Boeing 747-8 VIP, el “palacio en las nubes” personalizado por Greenpoint Technologies.