El Casino de la Aurora en Roma: El único mural conocido de Caravaggio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Es la subasta del siglo en Italia. Conocida como Villa Aurora o el Casino de la Aurora, esta imponente construcción en las colinas de Roma es el último vestigio de la Villa Boncompagni Ludovisi, hogar de nobles y cardenales. Este monumento cuenta además con un tesoro en su interior: el único mural existente conocido de Michelangelo Merisi, alias Caravaggio. Las disputas de los herederos de su último propietario, el príncipe Nicoló Boncompagni Ludovisi, han llevado a la venta de esta mansión mediante subasta por 471 millones de euros, con innumerables obras de arte pintadas en su interior.

La Villa Boncompagni Ludovisi se levantó en 1570, sobre una villa romana que perteneció a Julio César, según cuenta la leyenda. Años después paso a manos de cardenal Ludovico Ludovisi, una de las familias más poderosas de Roma. En 1885, la familia Ludovisi vendió casi toda la propiedad a la ciudad de Roma, y tal y como era conocida la Villa Boncompagni desapareció para dejar paso a la famosa Via Veneto de Roma.

Lo poco que quedó en pie fue Casino de la Aurora, y siguió en manos de la familia Ludovisi hasta ahora. Con el fallecimiento de su último propietario, el príncipe Nicoló Boncompagni Ludovisi en 2018, sus herederos no se han puesto de acuerdo e n la herencia y han decidido ponerla en venta, mediante subasta en los juzgados de Roma.

El casino de la Aurora cuenta con 2.800 m2 entre Via Veneto, Porta Pinciana y Villa Borghese. La subasta tendrá lugar el próximo 18 de enero de 2022, con un precio de salida de 471 millones de euros. En el escrito del Tribunal de Roma ya se advierte que no se van a aceptar ofertas por debajo de los 352,2 millones de euros.

El propio escrito afirma que la mansión necesita una importante reforma, valorada en 11 millones de euros, que se ha descontado del precio de la subasta. El mejor postor aun tendrá que esperar al derecho de tanteo del estado italiano para hacerse con este histórico edificio por el mismo precio de la subasta más alta. Si la subasta quedara desierta, el edificio se volvería a subastar a un precio rebajado en un 20%.

El Cardenal Del Monte, mecenas de Caravaggio, encargó al artista que pintara el mural en el techo, de 2,75 metros de ancho, con una representación de Júpiter, Neptuno y Plutón, allá por 1597. Cuando la villa pasó a manos de la familia Ludovisi ampliaron las obras de arte en el edificio con un el fresco de la Aurora en el gran salón del piso noble, que da nombre al Casino, obra del artista Guercino en 1621.

El profesor de historia en la Universidad Sapienza de Roma Alessandro Zuccari valora la obra de Caravaggio en 310 millones de euros. La propiedad está llena de otras antigüedades, aunque las estatuas antiguas se encuentran alojadas en el Museo Nacional Romano después de haber sido compradas por el estado italiano.