,

El chocolate rosa revoluciona el mundo dulce

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Se llama Ruby y es la nueva tentación que está conquistando el mundo. Ha llegado para incrementar las opciones existentes (negro, con leche y blanco) 80 años después de la creación de este último.

Se puede utilizar en repostería y cada vez son más los pasteleros que lo incorporan a sus creaciones. Es fruto de casi 15 años de investigación de la empresa líder en el sector, Barry Callebaut, y se elabora sin colorantes ni aditivos, porque algunas habas de esta variedad que crecen en Ecuador, Brasil y Costa de Marfil obtienen de forma natural un color rosáceo que las hace diferentes.

Aunque su descubrimiento sucedió hace ya algunos años y se presentó a nivel mundial en China en 2017 es ahora cuando comienza a llegar al gran público a través de apuestas atrevidas de confiteros, cocineros con estrella Michelin y dulces mentes inquietas. Incluso marcas mundiales como Kit Kat o los helados Magnum lo han incorporado recientemente a su oferta.

Callebaut ya lo comercializa en pepitas o gotas, en formato de 2,5 y 10 kilos y se puede conseguir a través de Amazon. Hasta el momento se han creado el helado Ruby, la crema de mantequilla rosa, gofres, eclairs, pralinés, bombones…

Ruby es el mayor avance en el mundo chocolatero en las últimas décadas. Ofrece un intenso aroma y un sabor frutal, fresco, en el que no aparecen notas amargas. Es muy fino y elegante. Fue uno de los expertos de Barry Callebaut el que descubrió hace más de diez años que los componentes de ciertos granos de cacao podían producir un chocolate con un sabor y color excepcionales. Al igual que un terruño influye en la calidad y características de la uva, en este caso la tierra de algunas zonas de Ecuador, Brasil y Costa de Marfil, junto con unas condiciones climáticas únicas, hace que podamos descubrir un nuevo chocolate rosa, natural desde el inicio y sin ningún aditamento añadido.

Se puede incorporar a prácticamente todos los postres y a partir de ahora comenzaremos a ver cada vez más chocolate Ruby, porque ese es su nombre. Los millenials están siendo los grandes consumidores de este producto, confirmando así lo que algunos estudios afirmaban: que será el chocolate de las nuevas generaciones.

Así que cuando veas un chocolate rosa no te asustes ni pienses que está elaborado con colorantes. Es natural y sorprendente… y está buenísimo.