El coche con alas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un coche que puede desplegar unas alas y convertirse en un avión ha cubierto en 35 minutos una distancia de 80 kilómetros entre los aeropuertos de Nitra y Bratislava, un tercio del tiempo que se necesita por carretera, y después ha circulado como un vehículo convencional por el centro de la capital eslovaca.

El híbrido de coche y avión “AirCar”, diseñado por el eslovaco Stefan Klein, ha sido el primer vehículo de este tipo en aterrizar en el aeropuerto internacional de Bratislava tras completar la distancia a una media de 170 kilómetros por hora.