,

El Coto de Quevedo, oda a la cuchara y reivindicación manchega

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hijo de guisandera, el cocinero autodidacta José Antonio Medina ha trabajado como «una hormiguita» ampliando lo aprendido de su madre con estancias en restaurantes, gracias a lo que ha desarrollado un estilo propio, con especial maestría en guisos y caza, reconocido este año con su primera estrella Michelin.

Para un pueblo como Torre de Juan Abad, que no llega a los mil habitantes en la comarca del Campo de Montiel, «la más pobre de Ciudad Real y con un grave problema de despoblación», incide en una entrevista con Efe Medina, no es baladí que el restaurante El Coto de Quevedo luzca un brillo de la guía roja.