El festival de los colores vuelve a Nepal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Miles de personas celebran en Katmandú el festival hindú de Holi, en el que multitudes se embadurnan unos a otros polvos de colores, una tradición auspiciosa que había desaparecido del país del Himalaya durante los últimos dos años debido a la pandemia.

El Gobierno de Nepal decretó festivo los días de hoy y de mañana para permitir que todo el país se sume a las celebraciones que tienen lugar primero en las regiones de montaña, incluida la capital nepalí, y mañana en las zonas llanas del sur.

Así, el festival de la primavera ha atraído este jueves a decenas de miles de personas a las calles del valle de Katmandú para arrojarse polvos de colores en las calles.

“Nos hemos perdido el festival del color por dos años. Ahora la pandemia ha terminado. No hay coronavirus”, dijo a Efe Supriya Sharma, de 16 años, en la ciudad de Bhaktapur, próxima a la capital.

Este es el primer festival masivo que tiene lugar desde que las autoridades levantaron, el pasado 5 de marzo, todas las restricciones relacionadas con la covid-19, incluida la prohibición de reuniones masivas.

Aún así, la Oficina de Administración del Distrito de Katmandú ha solicitado a la población que celebre el festival siguiendo el protocolo de seguridad del coronavirus y que use mascarillas.

“Aunque hemos decidido levantar todas las restricciones relacionadas con la covid, hemos pedido a la gente que al menos usen mascarilla mientras celebran los festivales, ya que la pandemia aún no ha terminado”, dijo a Efe el jefe de la administración de Lalitpur, uno de los tres distritos que componen el valle de Katmandú, Ghanshyam Upadhyaya.

Nepal ha experimentado una bajada sostenida de casos en las últimas semanas, tras varias semanas de subida promovida por la expansión de la variante ómicron del coronavirus.

En el último balance, las autoridades informaron el miércoles de 73 nuevos casos de covid-19, una drástica reducción desde los 12.300 casos diarios reportados el pasado 20 de enero.

La bajada coincide con un aumento de la tasa de inmunización, con el 64 % de la población completamente vacunada contra la covid-19, según el Ministerio de Salud nepalí.

En la mayoría de los puntos de interés turístico se han organizado carnavales callejeros, mientras las autoridades se centran en prevenir los accidentes comunes de esta celebración, la mayoría de ellos relacionados con el consumo de alcohol.

La policía de Nepal indicó que ha movilizado a 1.300 agentes de tránsito en 63 lugares del valle de Katmandú para evitar que los ciudadanos conduzcan bajo los efectos del alcohol, causante de buena parte de las incidencias habituales en estas fiestas.

Por su parte, la presidenta nepalí, Bidya Devi Bhandari, deseó felicidad, paz y prosperidad a todos los nepalíes en la auspiciosa ocasión conocida también en el país como Fagu Purnima, para dar la bienvenida a la temporada de primavera y que marca el cierre del invierno.