El mejor bocadillo de autor cuesta 10 euros y se sirve en Barcelona

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El mejor bocadillo de autor de España, de acuerdo con el jurado que lo ha elegido este lunes en la cumbre gastronómica Madrid Fusión, es el fine pastrami, lo prepara Jordi Gabaldà en el restaurante L’Immoral Sandwich Club de Barcelona y cuesta diez euros.

Lleva ventresca de atún rojo ahumado, mostaza artesanal, champiñón portobello, calabacín, col china, espárrago blanco, mantequilla ahumada, salsa teriyaky y quesos cheddar y emmental, y se sirven dentro de una hogaza de cerveza y cereal.

Jordi Gabaldà, un joven cocinero catalán dispuesto a fomentar los bocadillos de calidad, ha señalado que este fine pastrami es “de construcción fácil” y, pese a los múltiples ingredientes, “ninguno pisa a otro”.

“La clave es tanto la honestidad con la que está hecho como la materia prima de excelente calidad”, ha añadido el ganador del Mejor Bocadillo de Autor Madrid Fusión 2021, que además del título se lleva un premio en metálico de 1.500 euros.

“Es una recompensa bonita después de este año que hemos pasado”, decía en alusión al golpe que la pandemia ha supuesto para la hostelería quien el año pasado ya fuera finalista.

El bocadillo ganador lleva horas de elaboración, como las seis del ahumado del atún, e incluso más en salsas como la mostaza artesana, que tarda un mes y medio.

Jordi Gabaldà lleva “siete años haciendo bocadillos” e inmerso “en la cultura del sándwich y de la reinvención de los bocatas”, como la del clásico de pastrami neoyorquino en su versión mediterránea con atún.

El ganador ha defendido que se pueden hacer buenos bocadillos con ingredientes de categoría, ya que su fine pastrami cuesta diez euros. “Hacemos cocina de calle a precios asequibles y, sobre todo, bocadillos jugosos”, sentencia con orgullo.

En esta octava edición del concurso se ha impuesto a la hogaza semillada, pollo al-ast, ensalada de col coreana de Alejandro Salcedo (Eatyjet, Vitoria); el churrito, de Emilio José Martín, del restaurante vallisoletano Suite 22 Restaurant Gin Club; el karepan de Naumi Carvajal, de Uemura (Madrid); el pastrami de Luca de Antonio Brodsky, del restaurante Los Titos (Madrid), y el pul-mor de Fran González, de Eat+D Gastrolab (Majadahonda, Madrid), con la receta ‘Pul-Mor’.

En las anteriores ediciones han sido premiados el jambocata de Rubén Uruñela (Restaurante La Jamada de Arrabal, Burgos), el milhojas de pastrami ahumado con sarmiento, de Francisco Díaz Castro (Restaurante Cocinas del Mundo Inedit, Barcelona) o el bocadillo de sardinas, de Carlos Peguero (cadena Lizarrán), entre otros.