El ‘otro’ Guernica al Museo de Bellas Artes de Bilbao

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La galería José de la Mano ha celebrado la venta del ‘Guernica’ de Ibarrola por 300.000 euros al Museo de Bellas Artes de Bilbao en la 40 edición de ARCO, la feria de arte contemporáneo que se está celebrando esta semana en Ifema Madrid.

“Somos conscientes de que el cuadro vale más, pero en las negociaciones ha pesado muchísimo dónde iba. Somos conscientes de que es una pieza mucho más importante pero ponderando valor económico y ubicación, 100% se ha ponderado ubicación”, ha asegurado en declaraciones a Europa Press el director de la galería madrileña, José de la Mano.

El galerista tiene “clarísimo” que este cuadro “va a ser un foco mediático” y que va a tener “un hueco en la historia del arte español y del arte vasco”. “Indudablemente mejor ubicación que Bilbao no podía tener”, ha celebrado.

En su opinión, se trata de una “pieza histórica desde el punto de vista de la historia del arte”. “Aunque luego el mercado iba por otro lado, valorábamos y la publicación que hemos hecho para la presentación del cuadro es una presentación histórica. Nosotros más o menos sabíamos que iba a tener una repercusión pero tan gran de no”, ha reconocido.

Asimismo, José de la Mano ha señalado que esta edición de ARCO, celebrada en fechas excepcionales por la pandemia, ha tenido lugar en un momento “tan complejo, con menos expositores, menos clientes porque los internacionales no pueden viajar”. “Este cuadro pasarán diez, quince años, pero todo el mundo recordará que la primera vez que se presentó en sociedad aquí”, ha dicho.

El ‘Guernica’ de Ibarrola, obra del maestro vasco que ha estado olvidada durante cuatro décadas y que mide diez metros por dos de altura y está compuesta por diez maneles, fue realizada en 1977 con la idea de reivindicar el traslado del Guernica de Picasso desde el MoMA a un futuro museo en la ciudad de Guernica, y se expuso en varias ocasiones, hasta quedar arrinconada en el estudio del artista.