El Real de La Quinta en la Costa del Sol lanza su segunda promoción con 96 viviendas de lujo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Grupo La Quinta Grupo Inmobiliario, que forma parte de la Corporación Pascual, continúa con el desarrollo del Real de La Quinta en la Costa del Sol, una urbanización de 200 hectáreas entre Marbella y Benahavís. Tras completar con éxito la primera promoción de Los Olivos, con 87 apartamentos de alto ‘standing’ ya vendidos, ya ofrece la segunda fase (Quercus) con 96 viviendas de lujo en construcción y comercialización.

La nueva urbanización del Real de La Quinta pretende levantar un total de 1.600 viviendas entre apartamentos y villas de lujo en un proyecto a largo plazo, de aproximadamente 20 años. Tras el buen recibimiento por parte del mercado de la primera promoción de apartamentos, los promotores han anunciado que comienzan las obras de una nueva fase del desarrollo. Con Los Olivos han logrado vender los 87 apartamentos disponibles, y la nueva promoción de Quercus contará con 96 viviendas de lujo en un espacio de más de siete hectáreas.

“En las primeras promociones, el cliente belga se disparó y también están creciendo los del norte de Europa como noruegos y suecos. Los españoles suponen alrededor del 20% y ahora, el cliente británico puede representar aproximadamente un 40%. Se trata, sobre todo, de personas de entre 40 y 50 años, ejecutivos que están preparando su futuro y compran una vivienda que pueden utilizar ahora turísticamente y en el futuro como residencia. O incluso personas que adoptan desde el primer momento una fórmula intermedia: sus hijos comienzan a residir y estudiar en España, pero ellos van y vienen a trabajar a Inglaterra o Bélgica, aunque, prácticamente, tienen su vida aquí”, afirma Borja Pascual, CEO de La Quinta Grupo Inmobiliario.

Además de la oferta residencial, el Real de La Quinta contará con un hotel boutique con 200 llaves y una amplia oferta deportiva, concentradas en un lago practicable de 3,5 hectáreas de extensión. El Lake Golf & Country Club ya ha iniciado los trabajos de movimientos de tierras sobre un diseño de Alex Stewart y Paula Saco, para integrarse con el paisaje con el objetivo de armonizar el conjunto con el entorno natural que le rodea y albergará una gama completa de comodidades para que los residentes y sus invitados disfruten durante todo el año.

El lago contará con una playa artificial y una zona de baño, y se podrán realizar deportes acuáticos sin motor. A su alrededor, habrá un centro de bienestar con un gimnasio totalmente equipado, así como un spa, sauna, áreas de masajes y una piscina climatizada, junto a las pistas de tenis y pádel, y todo rodeado por el campo de golf diseñado por Manuel Piñero. En total, Real de La Quinta ofrecerá 600.000 metros cuadrados de áreas verdes al servicio de sus residentes.

El proyecto del Real de La Quinta supondrá una inversión aproximada de unos 450 millones de euros y está llamado a convertirse en el principal foco de atracción residencial internacional del Mediterráneo a corto y medio plazo.

Otra de las características que tiene el Real de La Quinta es su preocupación por la edificación sostenible y la máxima eficiencia en sus recursos. De hecho, será el primer desarrollo en España en contar con el certificado de construcción sostenible BREEAM desde su urbanización, es decir, a partir de los primeros pasos de construcción de los viales, accesos o alcantarillado