El ‘supervelero’ más rápido del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Nautor’s Swan presenta su nuevo buque insignia de la flota de ‘superveleros’ de regatas de la firma finlandesa. Para muchos expertos, el ClubSwan 125 ‘Skorpios’, trazado por el arquitecto naval argentino Juan Kouyoumdjian, está llamado a ser el monocasco más rápido jamás concebido (con permiso de los voladores AC75 de Copa América). El supermaxi, de 42,6 metros de eslora, no tardará en tener su primera oportunidad de demostrar su potencial: debutará en competición la primera semana de agosto en la Rolex Fastnet Race. Nunca antes la mítica regata había acogido un barco tan grande.

“Será un hito en la historia de la navegación”, sentencia Leonardo Ferragamo, presidente de Nautor Group, quien recordó que en el proyecto han estado involucrados los mejores constructores, diseñadores y técnicos del mundo.

Y si en tierra firme el armador del Skorpios, el empresario ruso Dmitri Rybolóvlev, reclutó a algunas de las mentes más brillantes en diseño y construcción de barcos, en el agua el también presidente del club de fútbol AS Mónaco ha configurado una tripulación liderada por el santanderino Fernando Echávarri. El campeón olímpico en Pekín 2008, con dos campañas de la vuelta al mundo Volvo Ocean Race (actual The Ocean Race) a sus espaldas, vuelve a ser el hombre de confianza de Rybolóvlev, el patrón, rol que Echávarri ya desempeñó en anteriores proyectos del armador ruso, en los cuales también han estado involucrados otros españoles como la canaria Alicia Ageno o el valenciano Juan Meseguer.

Volviendo la hermosa bestia, el barco tocó el agua por primera vez esta semana y completó con éxito las primeras pruebas en Jakobstad (Finlandia). Las primeras impresiones que el Skorpios dejó en los test fueron las de un velero ultrapoderoso. “Al principio, las órdenes fueron fabricar un superyate muy rápido para regatas costeras, pero, a medida que desarrollábamos el proyecto, el plan cambió; nos dimos cuenta, el propietario el primero, que este barco estaba destinado a ser una máquina de récords”, explica Enrico Chieffi, líder del proyecto CS125 y vicepresidente del grupo. Ahora, el velero está concebido para conquistar regatas y pruebas de velocidad en alta mar.

Para conseguir esa aureola de campeón que tiene el velero antes de estrenarse en competición, es necesario que sea extremadamente ligero. Y así es, gracias a una profunda quilla pivotante y a un casco, cubierta y partes estructurales fabricados con un preimpregnado de fibra de carbono de última generación. Así, de las 58,8 toneladas de desplazamiento, 23,2 se concentran en la quilla y el bulbo.

“Nos enfrentamos a cosas a las que nunca nos habíamos enfrentado antes”, avisa el patrón español cuando le preguntan si el Skorpios será el monocasco más rápido de la historia, “hay que entender cómo funciona el viento en altitudes muy elevadas [debido a la altura extrema del mástil]. Esto es algo que nos hace intentar comprender el potencial del barco “. En cuanto al rendimiento, el barco debe superar regularmente los 30 nudos y la ceñida es tan rápida como el viento hasta los 14 nudos. “Los números son bastante prometedores”, añade Echávarri.

Otro dato que ilustra el desafío de domar este gigante: cuando navega a favor del viento, el velero es propulsado por el viento gracias1.961 metros cuadrados de superficie vélica. Con esas dimensiones, el ajuste de las velas se ejecuta mediante botones. Y pese a esa ayuda tecnológica, la embarcación sigue necesitando una tripulación de 23 o 24 efectivos para mover trapos y otros elemento de navegación.

Para crear fuerzas horizontales y verticales al mismo tiempo, se ha desarrollado un ‘foil’ giratorio en forma de C y perfil asimétrico. Este alerón proporciona elevación vertical, reduciendo el desplazamiento del barco y llevándolo a “una actitud de deslizamiento”. Equipado con dos timones, el de sotavento siempre está alineado con el flujo de agua y, por lo tanto, optimiza el control del timonel en todas las condiciones, incluida la navegación a velocidades muy altas.

“Poder navegar en el ClubSwan 125 me hace sentir muy orgulloso de lo que hemos diseñado y construido”, señala Juan Kouyoumdjian. “Ser parte de este proyecto, que está destinado a escribir una nueva página en la historia de la navegación, es algo muy gratificante. He podido trabajar con los profesionales más brillantes y hemos aprendido mucho unos de otros”, resume el argentino.

FICHA TÉCNICA | ClubSwan125 ‘SKORPIOS’

  • Eslora total: 42,6 metros
  • Eslora de flotción: 36,605 m
  • Manga máxima: 8,75 m
  • Calado (quilla pivotante): 7,4 m
  • Desplazamiento (vacío): 58.820 kg
  • Lastre: 23.230 kg
  • Motor: 500 hp
  • Vela mayor: 659 m2
  • Foque: 413 m2
  • Mayor + A3: 1961 m2
  • Certificado del casco: DNV GL