En venta viviendas de subastas desde 1.000 euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las subastas inmobiliarias son una buena manera de adquirir una vivienda a un precio por debajo del mercado. Las subastas judiciales se producen como consecuencia de un procedimiento en el que el demandante solicita al juzgado que se cobre la deuda del ejecutado subastando sus inmuebles.

En las subastas los inmuebles pueden proceder de diferentes fuentes: desde concursos de acreedores a herencias, pasando por divorcios y ejecuciones hipotecarias. Además, todos los procesos cuentan con aval judicial.

Ventajas de adquirir inmuebles en subastas

Entre las principales ventajas que se pueden disfrutar a la hora de participar en una subasta de inmuebles se deben destacar las siguientes:

  • Ahorro en el precio final del inmueble: El precio final de un inmueble adquirido mediante una subasta puede ser entre un 30 y un 50% inferior, habiendo ocasiones en las que incluso el porcentaje es mayor. En todo caso, hay que estar atentos a la operación puesto que puede que en algunos casos no sea rentable. Hay que tener en cuenta que el valor que se considera es el de tasación a efectos de subasta que está recogido en la escritura de la hipoteca, y este puede ser un precio superior al de mercado del inmueble.
  • Menos trámites: Al contrario de lo que ocurre con otros métodos para poder adquirir un inmueble, en este caso no se necesita realizar la tasación de la vivienda, ya que ya habrá sido tasada por la entidad bancaria.
  • Financiación de compra: Si no cuentas con dinero en efectivo para poder llevar a cabo el abono del precio final en el plazo de 20 días, tienes la posibilidad de pedir un préstamo o hipoteca para el financiamiento de la operación.

Si estás interesado en comprar un casa en subasta consulta nuestra guía: Qué es necesario para adquirir viviendas en subastas y qué ventajas tiene.

Desde 1.000 hasta 3.607.065 euros

El inmueble con un precio de salida de 1.000 euros es una finca con una casa en ruinas situada en Vimianzo, La Coruña. Se trata de una parcela con un único inmueble destinado a uso residencial y una superficie construida de 142 metros cuadrados.

Y el más caro un palacete de estilo modernista originario de 1.920, inmueble exclusivo y singular que forma parte del proyecto del urbanista Arturo Soria, con un precio de salida de 1.450.000 euros.