Ser aclamado por miles de personas en un festival no impide que uno pueda acabar durmiendo en una playa de Benicàssim tapado por un cartón, relata  Éric Jiménez, batería de Los Planetas y Lagartija Nick, tras publicar, con ánimo desmitificador, el libro “Viaje al centro de mi cerebro”.

Integrante de dos de los grupos más importantes y solemnes del pop español, Jiménez ha querido “hacer un ‘Mortadelo y Filemón’ riéndonos de nosotros mismos” en su segunda obra autobiográfica, después de “Cuatrocientos millones de golpes”, también editada por Plaza&Janés. “La gente viene a ver el espectáculo y no ve lo que hay detrás”, asegura.