Eugenia Martínez de Irujo, radiante

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Eugenia Martínez de Irujo está en el mejor momento de su vida; a su éxito profesional como diseñadora de joyas y artista – sus cuadros, sus kimonos pintados a mano y sus espectaculares vajillas están dando mucho que hablar en el mundo del arte – se une la estabilidad sentimental que ha encontrado con Narcís Rebollo, su pareja desde 2017.

Enamoradísima, y para celebrar por todo lo alto su quinto aniversario de boda, la hija de la Duquesa de Alba ha vuelto a contraer matrimonio en Las Vegas con el presidente de Universal Music en una divertida ceremonia en la que, vestidos de Sandy y Danny -los carismáticos protagonistas de ‘Grease’ a los que dieron vida Olivia Newton-John y John Travolta – se dieron de nuevo el ‘sí quiero’ con Rosario Flores, Mariola Orellana o Sebastián Yatra como testigos.

De nuevo en España, Eugenia ha reaparecido acompañada por su flamante marido en una de las noches más especiales de su vida. Y es que la Duquesa de Montoro ha recibido el Premio Mujerhoy 2022 – prestigioso galardón que otorga la revista femenina Mujerhoy – por su compromiso con la defensa de la naturaleza y los animales y por los valores positivos que transmite en todos los aspectos de su vida.

«Estoy muy contenta, muy nerviosa pero muy ilusionada… yo quería dar mi pequeño granito de arena a lo que más me fascina: la naturaleza y los animales, y si sirve para concienciar a la gente, fenomenal» confesaba a su llegada Eugenia, que tiene nada menos que 11 perros, 4 burros, un caballo, 5 cerdos y un montón de gatos acogidos en su casa.

Radiante con un look boho chic que no puede ser más ella – con falda vaporosa en color crema, chaleco negro de domador con bordados en blanco y botonadura frontal en dorado y cinturón metálico – la diseñadora ha hablado por primera vez de su ‘reboda’, desvelando que fue «divertídísima». «Fue a lo ‘Grease’ y como todo en Las Vegas, que es lo más divertido del mundo» nos ha contado, asegurando que no será esta su última boda con Narcis: «Me pienso casar más veces, ya te lo digo, cada 5 años otra vez, ya veremos dónde… Rosario fue mi madrina en la segunda y Bisbal mi padrino en mi primera boda».

Pero además de por su comentadísimo ‘sí quiero’, Eugenia se ha convertido en los últimos días en noticia por no asistir a la misa funeral que su hermano Cayetano Martínez de Irujo organizó en Sevilla coincidiendo con el octavo aniversario de muerte de su madre. Una ausencia que la Duquesa de Montoro ha explicado porque, «no me hacen falta misas para recordar a mi madre, que la llevo en el corazón». «Lo mejor que le pude dedicar fue el día tan feliz que pasé volviéndome a casar y lo feliz que soy, creo que eso es mucho más importante que 20 mil misas» ha zanjado.

Poco después, una emocionada Eugenia se subía al escenario para recibir, de manos de Nieves Álvarez, uno de los reconocimientos más especiales de su vida, y dedicaba unas preciosas palabras a Narcís y a su hija Cayetana Rivera: “Se lo quiero dedicar a mi hija, que es lo mejor que tengo y mi mejor joya, y a mi marido Narcís, que le quiero, le adoro y que sin ninguno de los dos no podría estar aquí. Os adoro y os quiero”.

Tras el premio, la diseñadora se pronunciaba sobre la operación de urgencia de Sara Carbonero. Una triste noticia de la que se enteraba por las cámaras de Europa Press y, confesando que se había quedado «helada», no ha dudado en mostrar su apoyo a la periodista para que se recupere lo antes posible: «Ojalá todo vaya bien, seguro que sí, es una tía estupenda y se merece todo. Le mando muchísimo ánimo».