Hemingway, España y la muerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El escritor Ernest Hemingway se quitó la vida en su casa de Ketchum, en el estado norteamericano de Idaho, el 2 de julio de 1961, hace ahora 60 años, poniendo fin a un proceso de destrucción personal enhebrado al alcohol, los delirios y el enfrentamiento a sus propios demonios familiares.

Al Nobel le había dado tiempo a despedirse de España y los españoles en una fugaz visita en 1960, un año después de disfrutar las que fueron sus últimas fiestas de San Fermín -que universalizó a través de sus libros y visitas- y vivir en primera línea aquel enfrentamiento taurino y personal entre Luis Miguel Dominguín y Antonio Ordóñez que pasaría a la historia como ‘El verano peligroso’.