La Alhambra como inspiración artística durante 150 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Una exposición formada por más de un centenar de obras ejemplifica los 150 años de fascinación artística por la Alhambra y sus paisajes y repasa espacios que han sido inspiración del arte moderno a través de piezas de autores como Fortuny, Degrain, Sorolla, Guerrero o Tàpies.

El Palacio de Carlos V ofrece desde este viernes la exposición «Sobre la Alhambra en el arte moderno», una muestra que recorre 150 años de fascinación artística por el monumento y sus paisajes plasmada a través de más de un centenar de obras de variedad estética y formal.

Dibujos, libros, grabados, fotografías, manuscritos literarios y musicales, partituras, carteles, películas, maquetas de arquitectura y, principalmente pinturas, dan cuerpo a esta exposición diseñada para mostrar el arte inspirado en el monumento nazarí.

Entre esas obras destacan algunas inéditas como el «Canal del Generalife», de Santiago Rusiñol, ubicada en Montevideo desde 1911, o el «Patio de la Alberca», de Mariano Fortuny, que se exhibe por primera vez tras haber permanecido en paradero desconocido, ha explicado la directora del Patronato de la Alhambra, Rocío Díaz.

Díaz ha inaugurado la exposición con la viceconsejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Macarena O’Neill, quien ha afirmado que la nueva propuesta expositiva refleja la «seducción» ejercida por el monumento sobre numerosos artistas desde 1870, año de la declaración de la Alhambra como Monumento Nacional.

Entre otros artistas, la Alhambra ha inspirado a Mariano Fortuny, Antonio Muñoz Degrain, Anders Zorn, Santiago Rusiñol, Joaquín Sorolla, Darío de Regoyos, José María Rodríguez-Acosta, José María López Mezquita, Maurice Denis, Manuel Ángeles Ortiz, José Guerrero, Manuel Rivera, Antoni Tàpies o Soledad Sevilla,

«A lo largo de su vida artística construyeron ‘alhambras’ en sus imaginarios, plasmando visiones inéditas y únicas en una época en la que la fotografía ya trasladaba una imagen fiel del monumento», ha afirmado O’Neill.

Esta nueva exposición temporal, comisariada por Eduardo Quesada Dorador, con la asistencia de Carmen González Castro, y museografía del estudio de Jesús Moreno, reflexiona sobre el mito paisajístico o el paisaje mítico de Granada y su Alhambra.

La exposición, como ha explicado el comisario, cuenta con obras procedentes de instituciones y colecciones privadas de España, Inglaterra, Francia, Suecia, Estados Unidos o Uruguay, desde una primera modernidad no vanguardista hasta una modernidad plena.

El discurso expositivo se desarrolla en cinco capítulos correspondientes a los cinco espacios de la Capilla del Palacio de Carlos V y se completará con un libro monográfico en el que se reproducirán todas las obras, junto a otras que permitirán comprender mejor el fenómeno que representan.