,

La estrella de Miró se hidrata y vuelve a coger color delante del público

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Después de casi cuarenta años encerrado en una vitrina en la sede central de «la Caixa» en la Diagonal barcelonesa, el tapiz que Joan Miró diseñó para la entidad en 1980, una de las «Meninas» de este género que pergeñó, ha iniciado su proceso total de restauración a la vista del público.

Con sus batas blancas, de las que destacaba la estrella azul de la obra mironiana, la conservadora científica de la Fundación «la Caixa», Anna Vila, y la conservadora y restauradora de tapices, Marina Blanch, han empezado  ante los medios de comunicación, el descosido de los hilos de su parte inferior y la aspiración de algunas zonas de la monumental pieza, de 200 kilos de peso y 5 x 2 metros.