La Fundació Miró recibe 59 obras de la colección de la familia del artista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Fundació Joan Miró de Barcelona recibirá 59 obras en un nuevo depósito de la colección de la familia Miró, compuesto por 54 del artista barcelonés y cinco de Alexander Calder, que serán fruto de una exposición en el museo en primavera de 2022 y posteriormente se incorporarán a la colección permanente.

Según ha explicado este jueves la presidenta del patronato de la Fundació Miró, Sara Puig, el nuevo depósito está formado por 54 obras de Miró –44 pinturas, nueve dibujos y una cerámica– y cinco de Calder –una pintura y cuatro esculturas–.

Puig ha dicho que es «un honor» recibir estas obras de la colección de la familia Miró y que evidencia su compromiso y lealtad con la fundación de Barcelona y que permitirá profundizar en la obra del artista.

La presidenta del patronato ha agradecido la generosidad que «se traspasa de generación en generación» en la familia, y ha reivindicado que Miró es uno de los grandes mecenas de Barcelona

Las obras que conforman el depósito son de entre 1910 y 1976, siendo la más antigua un pastel del artista realizado cuando tenía 17 años y que también incluye dibujos de 1937, 1938, 1942 y 1943, y permiten profundizar en el primitivismo y el trabajo de Miró en series.

Las piezas que conforman el depósito a la Fundació Miró de Barcelona se encontraban antes en la Fundación Mapfre de Madrid de forma permanente, y ahora llegan a la capital catalana tras el fin del convenio.

Sara Puig ha señalado que el depósito refuerza el discurso de la colección de la fundación –solo cuatro de ellas se habían visto en la Fundació Miró– y permite que también las piezas puedan ser prestadas a otros museos y exposiciones, lo que supone «una buena noticia a nivel económico» porque permite unos ingresos.

Actualmente, la Fundació Miró conserva una colección de obra del artista de 217 pinturas, 178 esculturas, dos objetos, cuatro cerámicas, 9 textiles, unos 8.000 bocetos preparatorios de prácticamente todas sus obras y la obra gráfica y litográfica casi completa, así como la biblioteca personal del artista.

En la reunión del patronato de la Fundació Miró, reunida este miércoles, se aprobó la incorporación del artista Ignasi Aballí como nuevo integrante, de quien Puig ha dicho que está «muy entusiasmado» por su vinculación al museo.

SITUACIÓN DEL MUSEO

Puig ha agradecido la «sensibilización» y apoyo de las administraciones –Ayuntamiento, Generalitat y Estado– con la fundación durante la pandemia, y ha confiado en que se concrete a nivel técnico la voluntad de asumir el mantenimiento del edificio y la colección.

En lo que va de año, la Fundació Miró lleva un 23% más de sus previsiones de visitantes, con 11.785 el pasado mes de agosto, y confía que a medida que la pandemia evoluciona pueda abrir con normalidad, ya que ahora lo hace de jueves a domingo, así como poder levantar el ERTE.

Sobre el ERTE vinculado a la pandemia, continúa vigente para la parte del equipo que trabaja en servicios de atención al público, al abrir menos días de los habituales: el equipo de la fundación es de 55 personas, de las que 17 trabajan en tiendas y café y están afectadas entre un 20% y un 30% de su jornada.