La playa artificial más grande de Europa

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Madrid es una ciudad llena de vida, famosa por su riqueza cultural y arquitectónica, además del ocio constante todos los días del año. El turismo siempre alimenta la capital durante el invierno y la primavera, pero en los meses de verano el calor hace casi imposible disfrutar de Madrid, y todos se apresuran a abandonar la capital para pasar unos días en la playa.

Pero parece que aquello que le faltaba a la gran ciudad llegará por fin en unos meses. En el municipio de Alovera, provincia de Guadalajara, se está construyendo la playa artificial más grande de Europa, y se encuentra a tan sólo 50 km de Madrid (unos 30-40 minutos en coche).

 

Prototipo Alovera Beach
Alovera Beach / Alovera Beach

Según publica El Español, el pleno municipal de Alovera aprobará en unos días la licitación pública del complejo y, si sigue los plazos previstos, parte de este podrá empezar a funcionar en 2023. 

El proyecto ha sido frenado en varias ocasiones, en parte debido a unas cifras demasiado altas: se trata de 105.000 m2 de los cuales 25.000 constituirán la zona de agua y estarán rodeados por otros 15.000 de arena. Además, el complejo contará con varios chiringuitos y zonas para practicar deportes náuticos y vela, toboganes, tirolinas, pistas de vóley-playa etcétera. El presupuesto inicial de la obra es de 15,6 millones de euros.

 

Prototipo Alovera Beach
Alovera Beach / Alovera Beach

A finales de febrero el pleno municipal daba luz verde al pliego de bases de la concesión, con los votos del PP, Ciudadanos, Vox y Alternativa Alovera (grupo independiente al que pertenece la alcaldesa María Purificación García) a favor, y los de PSOE y Unidas Podemos en contra. 

La razón principal de debate son las Aguas del Sorbe, que abastecen todo el Corredor de Henares y Guadalajara capital. A pesar de que sus impulsores cuenten con la concesión del Sector I-15 ‘Las Suertes’ para abastecer el complejo, el uso de agua potable para llenar una playa artificial de tal magnitud es lo que ha puesto en contra a la izquierda.