Las casas prefabricadas Hüga llegan a España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En el mercado cada vez encontramos más alternativas de casas prefabricadas. Una opción que permite recortar los plazos de construcción habituales y que, en la mayoría de los casos, permite disponer de una vivienda eficiente y a medida de las necesidades del cliente.

Y una de las últimas opciones que llega al mercado es el de las casas prefabricadas que usan la tecnología Hüga y que comercializa la red inmobiliaria Realtyplus. Además de España, también va a ofrecer este tipo de viviendas a los clientes de los países donde se ubican sus franquicias y delegaciones: Portugal, EEUU, México y varios países latinoamericanos, como Cuba, Colombia, Ecuador, Paraguay y Argentina.

Se trata de viviendas que salen prácticamente terminadas de la fábrica y que solo necesitan 24 horas para montarse en cualquier parte. No es necesario realizar obras preliminares en el terreno ni siquiera para las cimentaciones, ya que las casas Hüga las llevan incorporadas en su base. Una vez que la vivienda llega a su destino (aproximadamente esta tecnología es capaz de construir dos viviendas por mes) solo es necesario conectarla a los servicios de agua, luz y desagües para estar lista para ser habitada, ya que el interior está completamente equipado (se entregan con las camas montadas e incluso con la vajilla).

El modelo más básico es de aproximadamente 45 m2, incluye dormitorio, baño, cocina, salón-comedor y una zona de relax en la azotea, y está disponible desde 110.000 euros.

Además de como viviendas, estas construcciones modulares también están pensadas para servir como una oficina, un comercio o incluso aulas. De hecho, actualmente existen los modelos Hüga HOME (vivienda), Hüga SUITE (hoteles/turismo), Hüga BUSINESS (comercio/ oficinas), Hüga SCHOOL (establecimientos educativos), Hüga PLUS (ampliación de los modelos anteriores). En definitiva, se presenta como una alternativa para vivir, trabajar, emprender e invertir.

Los clientes tienen la opción de personalizar el diseño, algunos acabados y el mobiliario. Por ejemplo, es posible escoger colores, texturas y terminaciones, en suelos, ventanas, puerta de acceso, muebles de cocina, muebles de dormitorio…

Entre sus características más destacadas es que son 100% móviles, lo que significa que se pueden transportar a cualquier lugar, y que su tamaño se puede ampliar añadiendo más módulos (a través del modelo Hüga PLUS). Además, están construidas en hormigón armado (monolítico, sin paneles) y muchos de sus materiales y terminaciones están precertificados bajo normas LEED), reduciendo así el impacto medioambiental.

Según Realtyplus, las construcciones resisten a terremotos y a otros fenómenos naturales, y están domotizadas.

Un amplio abanico de potenciales clientes

Según explica la red inmobiliaria, el perfil de cliente para este tipo de casas prefabricadas es muy variado e incluye desde personas de entre 28 y 45 años, que sean solteras, parejas de esa franja de edad o familias con pocos hijos, a mayores.

Otros clientes potenciales son los amantes de la naturaleza y los deportes, sobre todo los que practican en entornos naturales, como el ciclismo, el esquí, la escalada, la pesca o el piragüismo, así como quienes quieren viajar y no estar ‘atados’ a un lugar concreto.

Y también podrían estar interesados en esta alternativa residencial el colectivo ‘millennial’, gracias al espacio autónomo y el precio asequible que ofrecen estas viviendas; así como cualquier cliente que pueda tener necesidades de soporte y ayuda en temas relacionados con la construcción y desarrollo de suelo.

“En un mundo global, el desarrollo urbanístico sostenible es no solo una obligación de cara a las futuras generaciones, sino una realidad que además es rentable”, concluyen desde Realtyplus.