Las islas Cíes con mayordomo y limusina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El mar y los cauces fluviales son un refugio para el turismo en tiempos de covid. Mañana arranca el verano y las empresas de turismo náutico confían en superar incluso los resultados del año pasado, que fue el que más reservas de alquiler de barcos y chárter se cerraron en Vigo y su área. La oferta para disfrutar de los espacios naturales, en una campaña en la que el turismo de proximidad vuelve a ser la principal apuesta, se multiplica. Hace cinco meses, en pleno cierre sanitario, una familia de Viana do Castelo creó una nueva empresa de turismo náutico con un velero de lujo que unirá el norte luso con el sur gallego. Se estrena este mes con «más de 150 personas interesadas en hacer el viaje de tres días a las islas Cíes», confirma Manuela Pereira, portavoz de Amazing Experiences.

«El precio de los viajes oscila entre los 300 y los 10.000 euros, en función de la experiencia que cada persona quiera vivir. Puede ser un simple paseo en velero o una experiencia única, exclusiva y personalizada con un capitán y un mayordomo a bordo, acompañados por un guía turístico que, en tierra, dará a conocer lo mejor de la región a bordo de una limusina», explica Pereira. El paquete incluye el apartado gastronómico y «todos los productos que se sirven provienen de la región, promocionando la restauración local», avanza la empresa.

La principal inversión ha sido un velero de 200.000 euros, con una capacidad máxima para diez personas y dos tripulantes. Se pueden programar salidas de tres, cinco o siete días y los viajes a Galicia tienen como posibles destinos las islas Cíes, Ons, Sálvora, Malveiras y Sisargas. Con diferencia, las Cíes copan el mayor interés de los potenciales clientes de esta empresa, que está promocionando su producto «en los mercados inglés, belga, norteamericano y brasileño». La oferta de siete días incluye una expedición a las Cíes y una experiencia por el Duero, con un viaje en tren desde la estación de Ferradosa y luego, en otro velero más pequeño, poder surcar la desembocadura de su afluente, el río Sabor.

«Consideramos que nuestra empresa viene a llenar un vacío en el turismo náutico entre Viana y Galicia y a completar la oferta con un producto novedoso y exclusivo que está generando mucho interés», destaca la gerente. La actividad de la compañía arranca ahora, pero ya nace con su historia porque la ha fundado Manuela Pereira, que es una profesora para Marta y María Pacheco, su hija y su sobrina, respectivamente. «Es un regalo para que se inicien en su vida profesional», confirma esta mujer. Su hija estudia Turismo y su prima ya ha acabado la carrera. «Nosotros teníamos experiencia en empresas, aunque en otra área y, como consideramos que la que está en expansión es la del turismo, decidimos reconducir la actividad», señala la gerente de Amazing Experiences.

Asegura que eran las jóvenes las que tenían el proyecto en mente pero que, como la pandemia ha paralizado muchas oportunidades, era el momento de apoyarlas: «No tenían las mismas opciones de inserción laboral que hace uno o dos años, porque así son pioneras en una actividad y porque mi hija siempre soñó con desarrollar su actividad profesional en el área turística».

Como el barco tiene vela, no puede cruzar el puente Eiffel de Oporto. Planean la compra de otro con el que sí sea posible para trabajar con socios locales en las áreas de buceo, paseos a caballo, bicicletas o cenas a bordo, avanza Manuela Pereira. «Ya nos hemos puesto en contacto con hoteles, casas de turismo rural y otros operadores y hemos tenido una retroalimentación muy positiva porque era algo que no existía porque Viana do Castelo tiene sus limitaciones. No tiene río Duero ni río Tajo», agrega.

«Quien más nos busca para estas experiencias en velero son quienes ya navegan, porque les gusta la adrenalina de viajar a toda vela», concluye la gerente de esta empresa radicada en la ciudad de Viana.