,

Los lugares más espectaculares y desconocidos de España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuando queremos irnos de vacaciones o hacer una escapada de fin de semana, nuestro país ofrece miles de sitios en los que desconectar unos días, pero algunos son más conocidos que otros. En esta ocasión hablamos de la guía escrita por Antonio Puente Mayor: ‘España inédita, 100 lugares fascinantes que debes conocer’.

Si buscas descubrir nuevos destinos que no sean tan famosos, hoy te presentamos 9 lugares de la lista que puedes visitar, y en caso de que te enamoren, hemos incluido algunas viviendas en venta cercanas a cada localización, para que encuentres la que podría ser tu nueva segunda residencia o tu vivienda definitiva.

Faedo de Ciñera, el bosque mejor cuidado de España

Este antiquísimo bosque en Ciñera de Gordón, a unos 40 km de León, alberga más de un tesoro. Con hayedos que alcanzan los 30 metros de altura y varios desfiladeros con torrentes de agua, ha sido calificado por el Ministerio de Medio Ambiente como el Bosque Mejor Cuidado de España.

 

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons

Entre sus curiosidades se encuentran la higuera Fagus, de más de 500 años y 6 metros de perímetro en la base, o la boca de una antigua mina de carbón, hoy reconvertida en un museo y donde, según la leyenda, habita el fantasma de una hechicera llamada Haeda. Esta cueva forma parte de una ruta de 10 kilómetros hasta el pueblo de Villar de Rio.

 

Comarca de Matarraña, “La Toscana Española”

Entre las montañas de los Puertos de Belceite, al norte de Teruel, se encuentra la comarca de Matarraña, que alberga un río con el mismo nombre lleno de cascadas y pozas de agua cristalina. La región de Matarraña ya ha sido clasificada por los pocos que la conocen como la Toscana española.

 

Creative commons
Creative commons

Su capital administrativa, Valderrobres, alberga un castillo de estilo gótico del siglo XIV (declarado Monumento Nacional) y la iglesia de Santa María la Mayor como puntos de interés turístico. Y su peculiar aspecto medieval le brinda un puesto en la asociación de los Pueblos más bonitos de España.

 

Banyoles, el Lago Ness catalán

Este lago de aguas turquesas con un bonito embarcadero de madera está rodeado de montañas, se encuentra en la provincia de Girona y es considerado el más grande de Cataluña. Además, cuenta con un club náutico que acogió las competiciones de remo en los Juegos Olímpicos de 1992.

 

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons

Igual que el Lago Ness, Banyoles alberga una leyenda que se remonta a los tiempos de Carlomagno, la cual afirma la existencia de un dragón submarino en sus profundidades.

 

Ojo Guareña, un tesoro kárstico

Con un aspecto propio de una novela fantástica, este complejo Kárstico en la provincia de Burgos alberga tesoros históricos que datan del Paleolítico hasta la Edad Media. Entre sus cuevas y túneles, el monumento natural y religioso acoge la ermita de San Bernabé y la Cueva Palomera. Con varias pinturas rupestres y 110 km de extensión, supone uno de los paraísos espeleológicos más cotizados del mundo.

 

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons

 

El río navegable subterráneo más largo de Europa

La cueva de San José se encuentra en el Vall d’Uixó, en Castellón. Es una gruta de más de 250 millones de años, que con sus impresionantes formaciones calizas ha sido declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

@covesdesantjosep / Instagram
@covesdesantjosep / Instagram

Pero lo mejor es el río de tres kilómetros que nace de sus rocas. Es posible realizar un paseo en barca a través de su cauce para observar las diferentes galerías y salas iluminadas con la luz que se filtra del exterior. Sin duda una experiencia única que lo convierte en un lugar de gran atractivo turístico.

 

La gruta con más estalactitas excéntricas del mundo, la cueva de Pozalagua

La cueva de Pozalagua se encuentra en la región vizcaína de Enkarterri, bajo el valle de Karrantza, en medio del Parque Natural de Armañon y a tan sólo 52 km de Bilbao. Ocupa 125 km de longitud y en su interior tiene 4 simas gemelas (cavidades que se abren al exterior en la zona superior de la cueva y por las que se filtra la luz y el agua).

Turismo de Enkarterri
Turismo de Enkarterri

Las estalactitas de sus salas (en especial la sala Versalles) crean formas que desafían la gravedad en varias direcciones y la zona ha sido galardonada por la guía Repsol como Mejor Rincón 2013.

 

Funciño do Porco, el sendero de Juego de Tronos

Este estrecho paseo entre acantilados está en O Viceño, en Lugo, En Galicia. La historia del camino es bastante peculiar ya que forma parte de una ruta que hacían los técnicos de reparación y mantenimiento de la radiobaliza que había en el extremo del cabo.

 

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons

En su día era un paseo bastante peligroso que sólo conocían los locales de la zona. Su nombre oficial es punta Socastro, por albergar un castro no excavado, y se ha dado a conocer mundialmente tras aparecer en uno de los capítulos de la famosa serie Juego de Tronos.

 

Las secuoyas gigantes de un bosque cántabro

Al lado del pueblo de Cabezón de la Sal, en Cantabria, se encuentra el Monte de Las Navas, que hace 40 años fue repoblado con la plantación de varias especies de árboles de rápido crecimiento. Hoy en día alberga un impresionante ecosistema con más de 800 troncos de una altura media de 36 metros y metro y medio de diámetro.

Getty Images
Getty Images

Con un gran poderío visual que te envuelve al alzar la vista, supone una de las rutas senderistas más atractivas de la zona.

 

Cívica, la aldea abandonada que nace de la piedra

Esta pequeña aldea abandonada está horada en un gran muro de piedra. Se trata de una pedanía de Brihuega, en la provincia de Guadalajara. Las oquedades y la galería interiores se estima que fueron utilizadas durante la Edad Media como refugio.

Turismo de Guadalajara
Turismo de Guadalajara

Sin embargo, esta reliquia fue reformada por don Aurelio, un sacerdote que desde 1950 se dedicó durante más de 20 años a tallar en la roca varios pasadizos, arcos y diversos elementos de aspecto medieval con la ayuda de los vecinos de otros pueblos.