Watches & Wonders Ginebra 2022: Montblanc 1958 Iced Sea

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde el 30 de Marzo y hasta el 5 de Abril, se ha celebrado en Ginebra el Salón #WatchesandWonders, reuniendo a 38 prestigiosas marcas relojeras para presentar sus novedades. Destacamos hoy una de las más originales: Montblanc 1958 Iced Sea

El reloj que surgió del hielo.

La inspiración no vino del cielo, sino del glaciar Mer de Glace (Mar de Hielo) en el valle de Chamonix-Montblanc, para crear este nuevo modelo de la firma de alta relojería Montblanc.

Y como si de escalar su cumbre se tratara, los diseñadores de la maison suiza se marcaron un nuevo reto: recrear la belleza de profunda “mirada” del glaciar que reina en silencio en los paisajes alpinos. El efecto “glaciar” de su esfera suponía, no sólo una complicación artística sino también una dificultad técnica añadida: la altura de solo 0,5 mm de la esfera de un reloj.

Finalmente y tras varias pruebas se encontró una solución para recrear la impresión de profundidad y luminosidad buscada: la técnica ancestral y casi olvidada del gratté boisé.

Una proeza que hubiera sido imposible de realizar salvo porque Montblanc conserva y fusiona las ideas más innovadoras junto a las heredadas técnicas artesanales basadas en la más pura tradición.

El reloj de buceo deportivo Montblanc con esfera «helada» incorpora un brazalete intercambiable y ajustable. A la hora de imaginar un nuevo reloj de buceo deportivo, Montblanc no buscó la inspiración en las aguas tropicales, sino que subió hasta los lagos glaciares del macizo del Mont Blanc.

El reverso de la caja presenta un grabado en relieve 3D de un iceberg y un buceador explorando bajo el agua.

1858 ICED SEA con fecha automática

De esfera impresionante, el nuevo reloj deportivo de buceo Iced Sea es resistente al agua hasta 30 bar (300 metros). Si alguna vez has mirado el profundo interior de un glaciar, entenderás por qué decimos que la esfera está «helada».