Nueve artistas con los que decorar tu casa de verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las temperaturas ya están presentes y quienes pueden no dudan en aprovechar los días libres para escaparse a la playa. Cuando escogemos un rincón favorito donde pasar las vacaciones lo mejor es tener una casa propia para ir siempre que queramos. Es importante que nuestra segunda residencia también se sienta un hogar. Hoy te presentamos nueve obras de arte con las que decorar tu vivienda de vacaciones y convertirla en un pequeño oasis veraniego.

Obra de Federico Granell por 400 euros

 

Obra de Federico Granell
S/T, 2021

Federico Granell se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, y amplió más tarde su formación en Milán y Roma. Trabaja los campos de la escultura, la fotografía, el dibujo, el grabado o la videoinstalación, pero la pintura es su medio de expresión más habitual. Su producción refleja figuras humanas que suelen encontrarse solas o ensimismadas en escenarios fríos o melancólicos, tales como aeropuertos, glaciares helados, bosques en la noche, cementerios, etc. 

Granell ha mostrado su trabajo hasta ahora en proyectos individuales y colectivos como la Sala Borrón, la Sala Murillo o el Teatro Campoamor de Oviedo, la Galerie Nivet-Carzon de París, el Museo de Bellas Artes de Asturias o la Bienal de Estambul entre otros.

Obra de Vincezo Castella por 600 euros

 

Obra de Vincenzo Castella
Stripe Zurigo, 2020

Vincenzo Castella presenta una fotografía diferente al resto de imágenes de paisajes, en su obra presta especial atención al color y los pequeños detalles. Parte de los lugares que mejor conoce, principalmente Napolés o Milán. Desde 1980 expone en Europa y Estados Unidos, en 1991 publicó el proyecto Zone y en 1997 empezó a trabajar en Città Nomadi sobre las ciudades occidentales contemporáneas. Su trabajo se expone en varias colecciones públicas y privadas como la Bienal de Venecia y la Trienal de Milán. 

Obra de Carlos Sebastiá por 1.040 euros

 

Obra de Carlos Sebastiá
TSP4, 2022

Carlos Sebastiá es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, con un máster en Bellas Artes por la Universidad de Londres. Su obra supone una reflexión sobre el olvido como elemento distorsionador, entendiendo la identidad como la solidificación de un instante y demostrando como nuestra mente modifica la realidad para reproducir un nuevo estado de las cosas. 

El artista cuenta con una trayectoria internacional en países como Austria, Reino Unido y China. Su obra se incluye en las colecciones DKV, Juan José Castellano Comenge y la colección permanente de la UPV. Y ha participado en ferias tanto de ámbito nacional como internacional.

Obra de Florencia Durán 1.200 euros

 

Obra de Florencia Durán
Nos vamos marchando, 2022

Florencia Durán estudió Diseño Industrial en la EUCD. Desde el 2011 comenzó a experimentar con la pintura mural en espacios públicos dentro de Montevideo, para después formar el dúo “Colectivo Licuado” junto a Camilo Núñez. En el año 2013 recorrieron América del Sur pintando e intercambiando experiencias con artistas de diferentes países y fueron parte de festivales internacionales como The Chrystal Ship (Bélgica), Asalto (España), St. arte india (India) o Galeria Lira (Chile). 

Desde 2017 trabaja en un proyecto más personal relacionado con su experiencia como mujer artista, experimentando también con otros soportes como el papel, el lienzo y el collage. En el 2017 ganó el concurso «As mil mulheres» en Rio de Janeiro, con dos murales inspirados en historias de mujeres locales y en 2019 hizo su primera muestra individual.

Obra de Maiky Maik Miguel Solans por 1.300 euros

 

Obra de Maiky Maik Miguel Solans
Avión sobrevuela prado, 2021

Miguel Solans busca con su trabajo materializar una idea o recuerdo y transmitir el estado en el que se encontraba mientras pintaba la obra. Se trata de cuadros e ilustraciones que reflejan una realidad íntima y emocional de imágenes autobiográficas. Entre sus proyectos podemos ver una colección de tres cuadros para el hotel INNSiDE by Meliá Zaragoza, y murales en vivo como el que realizó para la novena edición del Premio Ibercaja de Pintura Joven. 

Obra de Helena Toraño por 1.500 euros

 

Obra de Helena Toraño
Sueño ligero, 2021

Helena Toraño es licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco. Su arte tiene una atmósfera joven y antidepresiva, donde busca reflejar sólo un mundo bello. Ha participado en varios escenarios a nivel regional, ya sea en muestras colectivas de galerías asturianas como Adriana Suárez o Espacio Líquido, en exposiciones individuales como “Pop” en la Sala Borrón de Oviedo y certámenes regionales como la Bienal de pintura de Noreña. En 2014 fue galardonada con el Premio Asturias Joven de Artes Plásticas. 

Obra de María Treviño por 1.700 euros

 

Obra de María Treviño
Sin título, 2022

María Treviño es una ilustradora y pintora cuya temática surge de la realidad cotidiana. En su trabajo juega con las transparencias, las burbujas y los reflejos para crear obras que muestran la belleza de lo cercano y cotidiano. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, ha participado en ferias de arte contemporáneo como ARTEXPO, Art Madrid o Artesantander, entre otras, y su obra se encuentra en varias colecciones privadas a nivel nacional. 

Obra de Daniel Verbis por 2.500 euros

 

Obra de Daniel Verbis
Botiquín, 2021

Daniel Verbis es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Su trabajo está marcado por la experimentación con nuevos materiales, resinas, plastilinas, botones, lonas plásticas, etc. Su trabajo ha sido mostrado entre otros en el MUSAC de León, el DA2 Domus Artium en Salamanca o The Drawning Center en Nueva York. Destaca también su participación en Arte español 1957-2007, comisariada por Demetrio Paparoni en el Palazzo Sant’Elia, Palermo, Italia. 

Obra de Pedro Almodóvar por 3.200 euros

 

Obra de Pedro Almodóvar
Multiple Background 3, 2019

Almodóvar se instala en Madrid a los dieciocho años con la intención de estudiar y hacer cine, pero le es imposible matricularse en la Escuela Oficial de Cine puesto que Franco acababa de cerrarla. Permanece doce años como auxiliar administrativo y este período supone su verdadera formación. Por la mañana está en contacto con la clase media española en el inicio de la época del consumo. Sus dramas y sus miserias inspiran un futuro narrador para el artista. Por la tarde-noche escribe, hace teatro con el grupo Los Goliardos y rueda películas en superocho. 

El estreno de su primera película en cines comerciales coincide con el nacimiento de la democracia española. En 1980 estrena Pepi, Luci, Bom… y desde entonces el cine se convierte en su segunda naturaleza.