Nutracéuticos: La revolución de la salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“Somos lo que comemos”, ya lo dijo Ludwig Feuerbach, filósofo y antropólogo alemán, en su escrito “Enseñanza de la alimentación”. Pero además podríamos añadir que nuestra salud también depende directamente de aquello con lo que nos alimentamos.

Los cambios de hábitos de vida se están convirtiendo en una tendencia actual en gran parte del mundo, es por eso, que cada vez se está escuchando hablar más de los nutracéuticos, debido a su potencial nutricional y a los efectos terapéuticos que tienen, es decir, combinan los beneficios de una buena alimentación en nuestra salud.

Por eso no es de extrañar que cada día se incremente más su consumo y se hayan convertido en toda una revolución en el cuidado de la salud. Se trata de complementos naturales que entroncan directamente con el estilo de vida imperante en el S.XXI: respeto con el medio ambiente, recuperar los productos que la naturaleza siempre ha proporcionado y compromiso social, porque la mayoría de las empresas que los fabrican están muy concienciadas con este último punto.

Pese a todo, sigue habiendo mucho desconocimiento sobre el tema y gran parte de la población no sabe exactamente qué son y qué efectos tienen en nuestro organismo. Para resolver todas estas dudas hemos hablado con Joaquín Solloso, CEO de Bioksan, una compañía española que se dedica a la fabricación y comercialización de estos productos.

¿Qué es exactamente un nutracéutico y cómo actúa en nuestro organismo?  

Un nutracéutico se puede definir como un suplemento dietético o complemento nutricional elaborado en diferentes formatos (píldora, cápsula, polvo, etc.) a base de sustancias naturales bioactivas presentes en los alimentos, pero en concentraciones mucho mayores con la intención de aportar efectos beneficiosos a la salud.

Los nutracéuticos son la nueva medicina sostenible, sana y respetuosa con el medio ambiente.

El avance de la medicina y la farmacología ha sido clave para mejorar la salud global, pero también ha provocado un uso desmesurado de los medicamentos trayendo consigo efectos secundarios, abusos y otros riesgos indeseados. Cada vez más personas demandan alternativas de origen natural eficaces, tolerables y más seguras para aliviar síntomas, acompañar su proceso de salud y prevenir enfermedades. Por eso Bioksan apuesta por nutracéuticos bien diseñados a base de ingredientes 100% naturales, testados clínicamente y supervisando su elaboración dentro de un marco de sostenibilidad y respeto con el medio ambiente.

¿Qué les diferencia de los medicamentos convencionales?

Fundamentalmente una menor distancia desde el origen del ingrediente al resultado del producto, porque los nutracéuticos tienen procesos de fabricación menos drásticos para ser elaborados. Podríamos decir que son menos artificiales. Los fármacos, fruto de complejos procedimientos químicos, suelen alcanzar mayor rapidez y potencia de acción, pero también suelen tener una mayor tasa de efectos secundarios e interacciones con otras sustancias. Estos últimos requieren la prescripción médica en la mayoría de los casos, y en todas las situaciones se recomienda la supervisión de los profesionales de la salud. Un nutracéutico juega tiempos más pausados y efectos menos forzosos, estimulando habitualmente el correcto funcionamiento de la fisiología humana.

¿Son realmente efectivos o se trata de una moda pasajera?

La mayoría de los nutracéuticos cuenta con hipótesis científicas razonadas y basadas en la experiencia, pero en los últimos años hemos estado asistiendo a un aumento significativo de la investigación en el campo de los ingredientes naturales, contando actualmente con amplia bibliografía científica que avala el uso de muchas de estas sustancias. En Bioksan utilizamos ingredientes testados clínicamente y, por eso, recomendamos el uso de nuestros productos para situaciones de salud muy concretas y bien estudiadas. Actualmente, tenemos en marcha varios estudios científicos propios y apoyamos a investigadores independientes que aporten más conocimientos y avances al campo del nutracéutico.

Ósea que han venido para quedarse porque su principal ventaja es que son sumamente efectivos en el proceso de prevención.

Así es y, seguramente, de aquí en adelante observemos mejoras en los ingredientes (procesos de extracción estandarizados), así como en las combinaciones y usos de los mismos. Las tendencias de consumo revelan que los nutracéuticos son cada vez más demandados y que cuentan con un buen feedback de las personas que los usan.

Por poner ejemplo específico, el insomnio, según hemos podido comprobar en estudios recientes, es uno de los principales problemas de los españoles, que se ha acentuado a raíz de la pandemia. Como experto, ¿cuál es su consejo para tratar de manera eficaz y duradera este problema?

Según los expertos, el insomnio, que ya afectaba a, al menos, un tercio de la población, ha aumentado considerablemente durante la pandemia. Los estilos de vida juegan un papel fundamental en este asunto, así como en el resto de las funciones de nuestro organismo, pero no cabe duda de que el estrés está entre las primeras causas de los problemas para dormir. Entender la causa del problema y contar con asesoramiento profesional es mi humilde consejo. Y por supuesto, antes de buscar alivio en los psicofármacos, probar con un nutracéutico bien diseñado para acompañar los primeros estadíos de este tipo de trastornos, pero siempre prestando atención al origen del problema. En este caso, en Bioksan hemos desarrollado Zenex, un producto en el que hemos utilizado un adaptógeno natural como la Ashwagandha, usada milenariamente por la medicina ayurvédica para abordar el estrés. La fórmula también contiene Grifonnia simplicifolia, fuente de aminoácidos esenciales para la síntesis de neurotransmisores imprescindibles para nuestro sistema nervioso, como la serotonina y melatonina natural proveniente de la cereza, entre otros ingredientes.

Lo miremos como lo miremos, todo apunto a que la solución pasa por volver al origen, a conectar con la naturaleza…

Así es, en el origen encontramos todas las respuestas.

 

SOBRE JOAQUÍN SOLLOSO

 

 

Joaquín Solloso (Madrid, 1978). CEO de Bioksan. Técnico Superior en Educación Física y Diplomado en Fisioterapia.

 

Desde su etapa universitaria entra en contacto con las terapias naturales, convencido de que son una gran alternativa para el tratamiento de todo tipo de dolencias.

 

Después de un tiempo ejerciendo como fisioterapeuta decide dar el salto al mundo comercial y comienza a trabajar como visitador médico para diferentes laboratorios farmacéuticos hasta llegar a Novartis. Tras unos años en los que logra posicionarse dentro de la compañía, vuelve a dar un giro profesional y recala en la farmacéutica italiana Rotapharm-Madaus, especialistas en productos naturales.

 

Tras un periodo en esta multinacional, comienza a rondarle la idea de poner en marcha un proyecto propio en el que confluyeran su manera de entender la vida y los negocios. Su filosofía se basa en tres pilares básicos: productos naturales, estilo de vida saludable y respeto por el medio ambiente.

 

En 2014 nace Bioksan, una empresa ubicada en Las Palmas de Gran Canaria y dedicada a la elaboración de nutracéuticos que mejoran las dolencias del día a día, siempre con base científica, para fomentar una vida saludable y sostenible.

 

Además de su faceta como empresario destaca su pasión por el deporte y su compromiso social. A nivel personal colabora con Worldproject. Además, Bioksan destina el 6% de sus beneficios a proyectos solidarios, entre ellos, la ayuda a niños en la isla de Zinga, en Uganda.