Ricardo Bofill, el «arquitecto nómada»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ricardo Bofill, uno de los arquitectos españoles de mayor proyección internacional, ha fallecido en Barcelona a los 82 años, y con él desaparece un «arquitecto nómada», como él mismo se definía, que deja un legado arquitectónico y urbanístico distribuido por todos los continentes, desde Europa a África, de América a Asia.

Bofill acumuló una larga trayectoria en los campos de la arquitectura, el diseño y la planificación urbana, con obras de diseño urbano como la Place de l’Europe de Luxemburgo, el barrio Antigone en Montpellier (Francia), la Nueva Bocana del puerto de Barcelona o la remodelación y ampliación del aeropuerto de la capital catalana, donde también proyectó el Teatre Nacional de Catalunya y el Hotel W.