Sevilla recupera la Feria de Abril

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Sevilla se prepara para recuperar tras dos años de pausa por la pandemia, su Feria de Abril, una fiesta en la que miles de personas se divierten en el recinto ferial situado entre Los Remedios y Tablada que a las doce de la noche del sábado encenderá las 212.000 bombillas que alumbrarán sus 15 calles.

El real de la feria ultima los preparativos para que nada quede a la improvisación en la noche del pescaíto, que, tradicionalmente, abre una cita que dura una intensa semana, sobre las calles adoquinadas y las aceras cubiertas de albero con una superficie total de 275.000 metros cuadrados, distribuidos en 25 manzanas.

Para que todo esté controlado, se encargarán del mantenimiento y ornamentación del recinto unos 400 trabajadores de las contratas municipales, que emplearán 125.000 horas de trabajo en el 175 aniversario de su fundación, para arrancar con un gran espectáculo que contará con primeras figuras de las sevillanas y que será conducido por María del Monte, que también presentará su nuevo trabajo discográfico.

Además de María del Monte, actuarán Somos del Sur, Los del Guadalquivir, Isabel Fayos, Amigos de Gines, Las Soles, Brumas y Yo soy del Sur (Fausto y Judith, Ari y Estela La Canastera) y estarán acompañados al baile por las Escuelas de Danza de Sandra La Negra y la de Alberto Romero.

Este año serán representantes de los servicios municipales y de las empresas que trabajan en la organización y celebración de la Feria los encargados de apretar el botón del alumbrado, que por primera vez en muchos años no contará con Cantores de Híspalis tras la muerte de su líder, Pascual González, el pasado 6 de febrero.

La portada de la feria recupera el diseño previsto para 2020, inspirado en el edificio del Hotel Alfonso XIII, y con ella se quiere rendir un homenaje al viajero coincidiendo con la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo.

También mantiene en su diseño el homenaje que estaba previsto a varias instituciones por distintas efemérides, como el de la base militar de Tablada con motivo de su centenario; el del Centro Asturiano, que ha cumplido 50 años desde su creación en la ciudad; y, por último, el del Instituto de Enseñanza Secundaria San Isidoro, que también conmemora su 175 aniversario.

Además, se introduce un homenaje con motivo del quinto centenario de la muerte de Elio Antonio de Nebrija, incluyendo el logotipo del Año Cultural Nebrija, así como el centenario de la Legión.

Para pasar estos días de feria, los sevillanos contarán con 1.054 casetas, mientras que las atracciones se ubicarán en 125.000 metros cuadrados, con cerca de 400 actividades diferentes dirigidas a todos los públicos, con especial atención al infantil.

Será una feria más accesible, ya que se han llevado a cabo 50 rebajes nuevos en las aceras del recinto ferial para facilitar el acceso de personas con movilidad reducida, con siete intensos días por delante hasta que los fuegos artificiales despidan a la feria en la madrugada del domingo 8 de mayo.