Tokenización de viviendas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde metaverso a tokens… seguro que piensas que el mundo va muy deprisa y te estás perdiendo cosas. No pasa nada, no estás solo y por eso queremos abordar el fenómeno de la tokenización de viviendas: qué es, en qué consiste, qué riesgos tiene y sobre todo, si es un fenómeno en auge o todavía es algo muy residual.

Empecemos desde el principio, ¿qué es eso de tokenización de inmuebles? Tokenizar es digitalizar un activo de forma que el token (una representación digital de un bien en una blockchain) capture y represente el valor de ese bien.

Lo explicamos en román paladino: unas escrituras representan la propiedad de un inmueble, ¿verdad? Pues en el mundo digital el token puede representar, por ejemplo, los derechos de explotación sobre un inmueble y las plusvalías generadas si se vende.

Pero antes de lanzarse a esta inversión y entender en qué consiste, es necesario recorrer unos pasos previos. Vamos con ello.

Abrir un wallet

El que sepa de criptomonedas ya estará familiarizado con lo que es un wallet, que no es otra cosa que un monedero de criptomonedas: es como una cuenta bancaria, pero de criptomonedas, y en él se pueden almacenar “Las más conocidas, ETH, BNB y tokens de inmuebles o que representen cualquier otro activo tokenizado. El wallet por excelencia es MetaMask”, explican en Reental.co, startup española dedicada a la tonekización de inmuebles.

¿Cómo comprar y vender tokens? Se hace todo a través del wallet, que nos pedirá la autorización para realizar las transacciones. Para vender, localizas el token en el wallet que quieres vender: seleccionas y eliges el cambio a la divisa que te interese. Así obtienes una cantidad de la divisa elegida por cada uno de los tokens vendidos.

“Un inversor que invierte en criptomonedas nos hace la compra de los tokens. Cada token vale 100 euros aproximadamente, por lo que independientemente de la crypto que use, en el momento de compra se hace el cambio a euros y ese es el capital que invierte. Durante el proyecto se le paga mensualmente los dividendos en USDT (que son dólares pero representados en la blockchain). Y cuando se vende el inmueble al final del proyecto se devuelve el capital y la plusvalía en USDT. La ventaja de los USDT es que puedes utilizarlos para reinvertir o para cualquier otro proyecto crypto y además es muy fácilmente convertible a euros en cualquier momento a través de los exchange que te envían los euros a tu banco”, explica Eric Sánchez, de Reental.co.

Tokenización de inmuebles

Y abordemos ahora la cuestión que da titulo a este artículo, ¿qué es la tokenización de inmuebles?

Para invertir en inmuebles de forma tradicional existe, de buenas a primeras, una barrera de entrada que es la de contar con un determinado capital para adquirir ese bien, tanto si es para buscar rentabilidad por el alquiler como si es para venderlo posteriormente. Con la tokenización esa barrera desaparece ya que como tokenizas el activo estás dividiendo el bien en participaciones digitales, que son mucho más accesibles y fácilmente tranferibles.

Un ejemplo: la plataforma tiene un inmueble tokenizado en Benimàmet, en Valencia, de un valor de más de 99.000 euros, de 87 metros cuadrados y 4 dormitorios. El token para entrar (la inversión mínima) son 100 euros y han emitido un total de 994 tokens (994 participaciones). La empresa espera una rentabilidad anual del 11,05%. 

Reental ha tokenizado ya 15 inmuebles, muchos de ellos en la Comunidad Valenciana (al parecer, la Comunidad se lleva la palma en viviendas tokenizadas según publicaba recientemente el diario Las Provincias).

¿Riesgos de esta inversión? “Los intrínsecos de cualquier inmueble. En este caso que no se alquile, o haya impagos (aunque trabajamos con seguro de garantía). O que en un futuro el inmueble perdiera valor”, explica Sánchez. En la nota que acompaña al inmueble que comentábamos más arriba, se deja claro, en todo caso, lo siguiente: “Los intereses que se ofrecen, bajo la forma de Reental tokens, tienen una naturaleza muy especulativa, implican un alto grado de riesgo y solo deben comprarlos personas que se puedan permitir perder toda su inversión. No se puede garantizar que se consigan los objetivos comerciales de la Empresa, ni mediante el sitio web de Reental ni mediante asesores de inversiones registrados externos ni de ninguna otra forma. Invertir en colocaciones como esta requiere una elevada tolerancia al riesgo, pocas preocupaciones sobre liquidez y compromiso a largo plazo. Los Intereses vendidos no están asegurados, pueden perder valor y no tienen garantía bancaria ni de otro tipo”.