Trucos para dejar tu casa de verano lista para el año que viene

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las vacaciones pasan volando y, muy a nuestro pesar, se acaban mucho antes de lo que nos gustaría. Es inevitable intentar exprimir hasta el último segundo, pero antes de regresar a la rutina hay que hacer algo muy importante: dejar la casa de verano en las mejores condiciones para disfrutarla cuando regresemos.

No es una tarea que lleve mucho tiempo y puede ahorrarnos algún que otro disgusto. ¿Qué es lo que debemos hacer? según los expertos de Habitissimo, la lista no es muy larga, pero conviene no saltarse ningún paso:

1. Lo primero: recoger

Si tienes lugar para guardarlos, recoge todos aquellos objetos que sea posible. Piensa que cualquier elemento decorativo va a acumular polvo sin remedio. Así que lo mejor es quitarlos de muebles, encimeras y hasta paredes.

Pasamos a la terraza o jardín, debes también recoger y proteger tanto el mobiliario como el toldo o la pérgola. Y en la cocina, mejor todo en la despensa, asegurándote, por supuesto, de que no dejas ningún alimento perecedero en ella.

Habitissimo
Habitissimo

2. Una buena limpieza general

Es una tarea imprescindible que siempre da pereza. Pero piensa que es mucho mejor hacerlo ahora, que estás descasado, que cuando vuelvas a tu casa de verano con el agotamiento acumulado de meses de trabajo y estrés.

Da un buen repaso a muebles, suelos, paredes, ventanas y puertas. Si estás de vacaciones en familia y colaboráis todos, no tardaréis mucho. Y, en el caso de que la vivienda vaya a estar cerrada muchos meses, cubre el mobiliario con sábanas viejas, cuando vuelvas solo tendrás que retirarlas y ¡listo!

Habitissimo
Habitissimo

3. Presta algo más de atención a los electrodomésticos

Cocina, horno, frigorífico y lavadora pueden ser foco de olores y moho si cierras la casa sin haberlos limpiado en profundidad. Asegúrate de que están libres de grasa, suciedad y humedad. El frigorífico y el congelador, como sabes, mejor con las puertas abiertas ligeramente.

Y la misma atención debes prestar a la barbacoa del jardín, si la tienes. Procura dejarla libre de grasa y suciedad antes de marcharte.

Habitissimo
Habitissimo

4. Guarda los textiles limpios

Lava la ropa de cama, las toallas, las fundas, las cortinas y hasta los cojines de las butacas del patio y guárdalos en armarios. Cuando regreses, solo tendrás que sacarlos y colocarlos. En cinco minutos tendrás los dormitorios y el resto de las estancias listas para su uso.

Por cierto, antes de cerrar definitivamente la casa hasta las siguientes vacaciones, es importante que dejes que los colchones se aireen muy bien. Luego cúbrelos con una colcha o sábana vieja para protegerlos del polvo.

Habitissimo
Habitissimo

5. Revisa las instalaciones

Por supuesto, antes de abandonar tu casa de verano es importante que cortes el interruptor general de la luz y cierres las llaves de paso de agua y luz. Pero da un pequeño repaso a grifos y enchufes. Si alguno te ha dado algún problema durante el verano, lo mejor es que no cierres la vivienda sin haberlo arreglado.

Y una última recomendación, si es una casa de verano situada en una zona fría, asegúrate de vaciar los grifos exteriores, recoger las mangueras y proteger las tuberías de las heladas. Un reventón puede complicarte las cosas cuando regreses para disfrutar de tus días de ocio en ella.

Después de estos pasos, solo queda un último vistazo para asegurarte de que queda todo perfectamente recogido y protegido, así como las ventanas y persianas bajadas. Tu casa de verano quedará lista para que cuando vuelvas a ella baste con hacer lo mínimo para poder disfrutar de cada minuto de ese merecido descanso.