Un hotel boutique en las Islas Caimán al más puro estilo años 70

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Palm Heights Hotel es un hotel boutique de apenas 50 habitaciones en Gran Caimán, la mayor isla de las tres que forma las Islas Caimán en el Caribe. Su diseño trata de asemejarse a una mansión caribeña de la década de los años 70 con sofás y mobiliario de la época.

Una alfombra Sottsass a cuadros está colgada en la pared como una obra de arte y una serie de lámparas de pared Uchiwa de Maurer dan la bienvenida en la recepción.

Piezas de una variedad de diseñadores y arquitectos europeos como el húngaro Marcel Breuer, el diseñador de muebles francés Pierre Chapo, los diseñadores italianos Massimo y Lella Vignelli, y el arquitecto y diseñador italiano Mario Bellini también decoran este espacio.

Telas tejidas con contornos negros cubren las paredes en una sala de estar, sofás verde lima discurren por la planta baja y se enfrentan a mesas de madera y sillas de mimbre pintadas de blanco con adornos verdes.

Las 50 habitaciones están decoradas de manera similar con obras de arte únicas y piezas de los diseñadores de muebles Pierre Paulin, o el estadounidense Vladimir Kagan, los arquitectos Gae Aulenti o el escocés Charles Rennie Mackintosh, y el diseñador industrial y de joyería holandés Gijs Bakker.

Amarillos arenosos y tonos azules audaces, que recuerdan a la playa, recorren cada habitación. Los detalles incluyen suelo de piedra pálida procedente de Italia y tapicería y cortinas de sofá de color marrón pálido. Las suites se abren a los balcones en la parte trasera de la propiedad, que está diseñada para descender hacia la playa privada de Palm Heights. Algunas de las suites tienen espacios al aire libre con mesas de comedor y tumbonas, donde los huéspedes pueden relajarse y disfrutar de las vistas al mar. Hay dos piscinas divididas para brindar privacidad a los huéspedes: una de ellas está flanqueada por palmeras y se extiende hacia el mar.