,

Un lugar recóndito de Italia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La House in Chamois es una bonita casa que ha sido diseñada tomando como eje fundamental la arquitectura prefabricada sostenible. Sobre este punto es sobre el que se apoya todo el concepto desarrollado por la firma italiana, con sede en Turín, Leap Factory.  A pesar de ello, al contrario de lo que podría parecer, sus creadores no han renunciado, al contrario, a darle un toque de modernidad jugando con diseños minimalistas. El conjunto ofrece un contrapunto muy interesante con el paisaje que le rodea.

Es precisamente su ubicación uno de los aspectos que más llama la atención. La casa la podemos encontrar en lo alto de una colina en Chamois, el municipio a mayor altitud de los que se pueden encontrar en lo alto del valle de Aosta. De hecho, este pequeño pueblo de menos de 100 habitantes es uno de los pocos en Italia a los que se debe acceder por medios tan poco convencionales como el teleférico o la avioneta, ya que no se puede llegar por carretera.

Al igual que con todas las Leap Houses, todo el proceso de diseño y construcción de la House in Chamois fue administrado por el equipo de Leap Factory y se construyó utilizando un sistema modular construido con materiales naturales reciclables. El objetivo de ello no era otro que potenciar la máxima flexibilidad y adaptabilidad, dos aspectos fundamentales en un espacio en el que el acceso resulta especialmente complicado.

Por eso, construir a través de un enfoque innovador como y utilizando una serie de componentes prefabricados que no requieren procesamiento en el sitio, facilitó que el proyecto llegara a buen término. Todos los componentes proporcionados también fueron diseñados y producidos en Italia, algo que favorece la reducción del impacto ambiental. De hecho, Leap significa ‘Living Ecological Alpine Pod’, lo que resalta el fuerte compromiso con la sostenibilidad de este estudio.

La pequeña construcción se basa en una estructura denominada Frame que tiene un módulo de construcción de 6,80 metros de ancho por 1,20 metros de largo.

A partir de este esqueleto se articula una casa de dos plantas que suman un total de 132 m2. En la primera planta se cuenta con dos cuartos de baño, un gran salón y la cocina que da a la ventana orientada al sureste que caracteriza a la casa en la primera planta. En el nivel superior hay tres dormitorios y otro baño. La unidad prefabricada también es muy segura y ha sido diseñada para resistir terremotos, huracanes y otras actividades climáticas extremas que se esperan en el valle.

House in Chamois es altamente modular, lo que la hace adaptable a diferentes estilos de vida y entornos. Además, la House in Chamois también se diseñó con muebles y acabados integrados y cálidos detalles interiores que contrastan con este revestimiento exterior oscuro. Con sus formas mínimas y espacios llenos de luz, la casa muestra una atención increíble a los detalles, líneas y materiales. La distribución de las habitaciones, el mobiliario y los sistemas técnicos están totalmente integrados para dar vida a espacios donde uno puede expresar plenamente su personalidad y vivir en armonía con su entorno.