,

Un puente «volador» y efímero atraviesa el río Tíber de Roma

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Un nuevo puente cruza desde hoy el río Tíber de Roma, aunque solo por unos días. El artista Olivier Grossetête ha reconstruido en cartón el proyecto incumplido de Miguel Ángel y lo ha suspendido en el aire con globos, para sorpresa de los presentes.

El puente efímero y volador une «idealmente» dos de los palacios más sublimes de la ciudad, separados por el río. El Palacio Farnese, actual embajada de Francia, y la Villa Farnesina, construida a comienzos del siglo XV por el banquero de los papas, Agostino Chigi.