Valley Ho resort: Un motel reformado en EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La renovación de hoteles y moteles de mediados de siglo XX se ha convertido en una tendencia de distintos movimientos de arquitectura en EEUU en los últimos años. De Nueva York hasta las playas de Malibú en California, este humildes alojamientos se han transformados en hoteles de alga gama, como el Valley Ho resort, en Phoenix (Arizona), totalmente reformado con su estilo modernista.

El hotel fue inaugurado en 1956, en un complejo de dos pisos diseñado por el arquitecto Edward L. Varney, con un marcado estilo modernista. Valley Ho resort & spa se encuentra a pocos pasos del centro de Scottsdale, una ciudad que forma parte del área metropolitana de Phoenix, conocida como el Valle del Sol.

En la década de 1990, llegó la decadencia y el complejo salió a subasta. Los mejores postores planearon demoler la propiedad, pero finalmente se vendió al Westroc Hospitality, que prometió devolverlo a su antiguo esplendor.

El hotel reabrió en 2005 con nuevos aires, y planes de expansión para levantar una torre que añadiría 50 suites más de dos plantas con vistas a Scottsdale o a las montañas de Camelback. En 2008, logó una ampliación más de siete plantas.

Hace cuatro años, se renovó el interior de las 241 habitaciones y suites del hotel con el objetivo de conservar la atmósfera de mediados de siglo, pero mezclando estilos más antiguos con muebles contemporáneos. Desde 200 euros la noche, se puede visitar este singular espacio, aunque mejor hacerlo en otro época que no sea el verano.

En las suites, se eligió el amarillo brillante para los gabinetes de cocina y otras unidades de almacenamiento. Los paneles de madera, los pisos de terrazo y el hormigón visto corren por todas partes, con niveles conectados por escaleras con balaustradas de vidrio.

Otras habitaciones cuentan con tapicería colorida y alfombras estampadas, y algunas incluyen bañeras independientes. Los muebles, incluidos los sofás de B&B Italia y los sillones de Knoll, se tapizaron en tonos igualmente atrevidos.