,

Van Gogh y su abducción por los olivares que rodeaban su psiquiátrico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Museo van Gogh abrirá este viernes una exposición centrada en la serie de quince pinturas de olivares que el artista neerlandés realizó entre junio y diciembre de 1889 en Saint-Rémy-de-Provence, en el sur de Francia, reflejando la fascinación del pintor por las formas y las luces de las hojas de esos árboles.

A simple vista, pueden parecer todas iguales, pero en realidad cada pieza cuenta su propia historia. Están pintadas en diferentes estaciones y momentos del día, y desde varias perspectivas, en una búsqueda de las características típicas del olivo de la Provenza. “Los olivos son muy característicos, y estoy luchando por capturar eso”, le escribió a su hermano Theo en septiembre de 1889.