Viena 1938-1941: Campo de pruebas para el holocausto judío

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Shoá, el holocausto judío, comenzó en Viena. No sólo porque Adolf Hitler naciera en Austria, sino porque el antisemitismo de los vieneses inspiró a los propios nazis alemanes y porque aquí se diseñó y probó el modelo de deportación que se usó para el exterminio de los judíos en Europa.

Cuando el 12 marzo de 1938 Austria fue anexionada por la Alemania nazi, en medio del entusiasmo generalizado de la población, Viena era, con unos 200.000, la ciudad del III Reich con más habitantes judíos, incluso por encima de Berlín.