World Central Kitchen ya está en Ucrania

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

World Central Kitchen del chef asturiano José Andrés se ha desplazado a la frontera entre Ucrania y Polonia para alimentar a las personas que están saliendo del país atacado por el Gobierno ruso de Vladímir Putin, al que el cocinero ha calificado como un «matón» en sus redes sociales.

A través de Twitter, la ONG ha anunciado que actualmente se encuentra en la estación de tren entre la frontera de Ucrania y Polonia «donde duermen numerosas familias» y su intención es ampliar los esfuerzos «rápidamente para servir a cientos de miles aquí y en Rumanía».

«¡Construyamos una mesa más larga, no bombardeemos a todos!», ha alzado José Andrés, quien además ha escrito: «¡Es tan triste ver cómo las Democracias del mundo miran hacia el otro lado! Putin es un matón….y le estamos dejando masacrar al hermano pequeño….cuando nos callamos y miramos hacia el lado, ¿los malos siempre ganan?».

En otro mensaje, el cocinero añadía que siente que se debería entrar en Ucrania como lo haría Gandhi y sentarnos frente a las fuerzas rusas y decirles: los amamos. ¡No tienes que hacer esto! Putin no es Rusia».

En respuesta a las peticiones en redes para el envío de donativos para la causa, Andrés ha pedido paciencia porque «con las botas sobre el terreno aprenderemos más sobre qué y cómo ayudaremos».

El chef asturiano fundó en el año 2010 junto a su esposa la ONG World Central Kitchen (WCK) con el objetivo de «utilizar los alimentos para empoderar a las comunidades y fortalecer las economías», y ha sido galardonado por su labor humanitaria con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia en 2021; durante la pandemia del coronavirus repartió más de tres millones de comidas en España y más de 30 millones en Estados Unidos.